Última hora
This content is not available in your region

Un aventurero vasco queda "atrapado en el paraíso" de Angola

euronews_icons_loading
El aventurero vasco Rubén Alonso Elorza en su bicicleta
El aventurero vasco Rubén Alonso Elorza en su bicicleta   -   Derechos de autor  LUSA TV
Tamaño de texto Aa Aa

El aventurero vasco Rubén Alonso Elorza lleva dos meses varado en Angola tras recorrer 26.000 km y atravesar 17 países africanos a fuerza de darle a los pedales. El cierre de fronteras para afrontar la pandemia de la COVID-19 le sorprendió mientras visitaba Cabo Ledo, un lugar muy popular entre expatriados y surfistas. Cuando el dueño de un complejo hotelero de la zona le tendió la mano, no se lo pensó:

"Hablé con mi familia y estaban bien. En condiciones de cuarentena, por supuesto. Pero, para mí, volver hubiera sido quedarme en cuarentena también, en mi casa. Entre quedarme en cuarentena en mi casa y hacerlo en este paraíso, decidí quedarme en este paraíso. Además, que fue la oferta que recibí del dueño".

Alonso emprendió su viaje con una idea que el camino ha ido cambiado paulatinamente:

"Quería conocer África con mis propios ojos, porque lo que vemos en la televisión no es la realidad de África. Si nos atenemos a lo que vemos en la televisión, vemos violencia, infelicidad... Encontré lo contrario, buena gente, me sentí bienvenido, maravilloso", afirma.

La aventura de Rubén Alonso también tiene sus sombras. En Etiopía fue agredido en varias ocasiones y últimamente, debido a los miedos que genera la pandemia, gente que antes le sonreía ahora le mira con desconfianza.