Última hora
This content is not available in your region

La autopsia de George Floyd dice que tenía coronavirus en el momento de morir

El miércoles 3 de junio de 2020 un hombre camina cerca del lugar donde George Floyd murió en Minneapolis.
El miércoles 3 de junio de 2020 un hombre camina cerca del lugar donde George Floyd murió en Minneapolis.   -   Derechos de autor  Julio Cortez/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

El forense del condado Hennepin en Minnesota ha publicado el informe completo de la autopsia de George Floyd. El informe que concluye que la causa de la muerte fue homicidio también indica que el afroamericano de 46 años dio positivo al COVID-19, pero probablemente era asintomático.

En el informe, hecho público el miércoles con el permiso de la familia del fallecido y sus abogados, Andrew M. Baker, el médico forense, dijo: "dado que la positividad de la PCR para 2019-nCoV puede persistir durante semanas después del inicio clínico y la resolución de la enfermedad clínica, el resultado de la autopsia refleja muy probablemente una positividad asintomática pero persistente debido a una infección previa".

La Oficina del Médico Forense advierte en su página web que no puede explicar el contenido del informe de la autopsia ni responder a preguntas sobre el mismo. "Hacerlo en este momento podría empañar cualquier futuro procedimiento penal o civil relacionado con la muerte del Sr. Floyd".

"Paro cardíaco y pulmonar"

El lunes 2 de junio, el mismo médico forense ya había declarado en un comunicado de prensa que George Floyd había sufrido un "paro cardíaco y pulmonar" debido a la inmovilización por un agente de policía.

También enumeró "otros parámetros importantes: arteriosclerosis e hipertensión arterial, intoxicación por fentanilo, uso reciente de anfetaminas".

Hasta entonces, el médico forense oficial aseguró que no tenía "pruebas físicas que apoyaran un diagnóstico de asfixia traumática o estrangulación". "El efecto combinado del arresto e inmovilización del Sr. Floyd por la policía, su historial médico y la posible presencia de sustancias psicoactivas en su cuerpo probablemente contribuyeron a su muerte", dijo en un informe preliminar.

El fiscal que investiga la muerte de George Floyd en Minneapolis ha reclasificado la muerte como "homicidio voluntario", acusando a Derek Chauvin, el agente de policía acusado de asfixiar a su víctima, de "homicidio no premeditado" y acusando a los otros tres agentes presentes de complicidad.

La familia de la víctima, que murió el 25 de mayo, acogió con satisfacción el endurecimiento en los cargos en una declaración enviada por su abogado, Ben Crump. "Este es un paso importante en el camino hacia la justicia", dijo, nueve días después del desprestigio grabado en un vídeo que conmocionó a la sociedad americana y más allá de las fronteras del país.

La pandemia del coronavirus, otra brecha racial en Estados Unidos

"Controlad su pulso", le gritaban dos ciudadanos a los agentes de policía, mientras uno de ellos clavaba su rodilla en el cuello de un inmóvil George Floyd. Las imágenes de su muerte han despertado una oleada de protestas en todo el mundo ante la brutalidad policial frente a la población negra en Estados Unidos.

De hecho, esta desigualdad racial se ha visto agravada durante la emergencia del coronavirus.

Según las cifras del estudio 'El color del coronavirus' la mortalidad por coronavirus entre los afroamericanos es 2,4 veces mayor a la de los blancos.

"Si hubieran muerto de COVID-19 al mismo ritmo que los americanos blancos, unos 13.000 negros, 1.300 latinos y 300 asiáticos seguirían vivos", añade el estudio.