Última hora
This content is not available in your region

Manifestaciones en Londres ante la embajada de EEUU

euronews_icons_loading
Manifestaciones en Londres ante la embajada de EEUU
Derechos de autor  AP
Tamaño de texto Aa Aa

Se mantienen las protestas en el Reino Unido.

Londres ha sido escenario de una concurrida manifestación alrededor de la embajada estadounidense clamado contra el racismo por la muerte del afroamericano George Floyd en Mineápolis.

Muchos de los asistentes aseguran que esta muerte ante las cámaras no solo ilustra la brutalidad policial en Estados Unidos, sino que también ha resaltado la necesidad de abordar las injusticias raciales que afectan a las minorías étnicas en la Europa de ahora mismo.

"La gente piensa que el Reino Unido es inocente. El Reino Unido no es inocente. Tenemos nuestros propios problemas aquí. El sistema está constantemente tratando de aplastar a los negros. Y ahora que están viendo como estás alerta a todo lo que hacen, no van más alla de gestos,.así que estupendo que mucha gente salga a la calle hoy porque ahora todos estamos avisados de lo que pasa".

Este domingo en el centro de Bristol los manifestantes echaron abajo la estatua del traficante de esclavos del siglo XVII Edward Colston y después la tiraron al río Avon. Punto final a una polémica de años sobre la conveniencia de retirar o mantener el homenaje a un esclavista.

En Londres, algunos manifestantes tienen la esperanza de que la imagen de gente en la calle anime a que otros se sumen a las protestas.

"Creo que si estas manifestaciones siguen así, se harán más y más grandes.. Por eso a los que están en casa y piensan, 'bueno hoy no me molesto o cualquier otro pretexto , le digo: dedica una hora al menos, sal a la calle y muestra algo de apoyo porque si no muestras apoyo puede querer decir que apoyas lo que hay y lo que hay es racismo".

El impacto de la nueva realidad ha impuesto por precaución el uso generalizado de máscaras y guantes también en los movimientos sociales.

El distanciamiento interpersonal resultó practicamente imposible en esta marcha dado su tamaño y la concentración de peronas. El deseo de hacer oir su voz en este caso ha resultado más fuerte que la precaución ante los riesgos de una pandemia que está gopeando intensamente al Reino Unido.

En teoría toda reunión de más de seis personas en el Reino Unido es ilegal debido a la pandemia. Fuentes policiales confirman que sus instrucciones son facilitar el trayecto de los manifestantes y solo intervenir si se producen ataques contra personas o bienes.

Y si bien los que se unen a estas protestas provienen de entornos muy diferentes, casi todos comparten el mismo interés en la denuncia de un racismo muchas veces invisible pero permanente.