Última hora
This content is not available in your region

Protestas de la policía francesa

euronews_icons_loading
Protestas de la policía francesa
Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Cantando la marsellesa en los Campos Elíseos de París, los policías franceses tratan de hacerse oir.Las fuerzas del orden protestaron este viernes en toda Francia por lo que consideran una "estigmatización" injusta y una falta de apoyo oficial.

Se sienten abandonados por el Gobierno en el debate contra la violencia policial y el racismo, tras las protestas desencadenadas por la muerte del afroamericano George Floyd.

"El comportamiento inapropiado dentro de la policía siempre ha sido castigado, cuando ha habido abusos. Y que sepan, de una vez por todas, que la policía en Francia actúa bajo un control muy estricto, uno de los más estrictos del mundo. Si una pequeña minoría comete abusos, no estigmaticemos a toda la policía" exigió, Fabien Vanhemelryck secretario de la Alianza de Policía Nacional.

Los sindicatos policiales han convocado acciones en todo el país y reclaman un apoyo explícito del presidente Emmanuel Macron.

El ministro del Interior, Christophe Castaner, prometió el pasado 8 de junio "tolerancia cero" contra el racismo en las fuerzas del orden, amenazando con la suspensión a los agentes. También anunció la prohibición del uso del método de estrangulamiento y el refuerzo del uso de cámaras durante los controles de identidad... sus declaraciones han caído como un jarro de agua fría.

"Cuestionan la controvertida técnica de inmovilización por estrangulamiento, pero es necesaria para trabajar en la calle. Los agentes se exponen, es peligroso", asegura Sylvain Charenat, secretario de la sección Gironde del sindicato Alianza de Policía Nacional.

"Cómo podemos detener a ciertos individuos sin emplear nuestros métodos de inmovilización. Sin la técnica de inmovilización por estrangulamiento puede ser muy complicado arrestarlos.", dice Ludovic Bonnet, subsecretario de la Unidad de policía SGP 93.

Los policías franceses tiran sus esposas al suelo en señal de protesta.Este malestar no es algo nuevo. El pasado octubre, más de 20.000 policías protestaron en las calles París contra el deterioro de sus condiciones laborales, la ola de suicidios en el cuerpo, y la reforma de las pensiones.