Última hora
This content is not available in your region

La UE critica la política de China en Hong Kong pero descarta imponer sanciones al gigante asiático

euronews_icons_loading
La UE critica la política de China en Hong Kong pero descarta imponer sanciones al gigante asiático
Derechos de autor  Vincent Yu/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Bruselas no lo está teniendo fácil a la hora de lidiar con China. Menos ahora que la presión ha aumentado tras el comunicado del G7 en el que grupo expresaba su profunda preocupación por los planes de Pekín de imponer nuevas leyes de seguridad en Hong Kong. Pese a las tensiones, por el momento, la UE rechaza imponer sanciones al gigante asiático.

"China es claramente un socio necesario, guste o no, para resolver desafíos mundiales, como la pandemia mundial o el cambio climático. Nadie puede imaginar que podamos resolver el cambio climático sin un fuerte compromiso de la parte China. Pero, al mismo tiempo, los derechos humanos siguen siendo un tema controvertido en nuestras relaciones. Ya mostré mi preocupación sobre la situación en Hong Kong al Ministro de Asuntos Exteriores de China la semana pasada. La conversación que mantuvimos, cara a cara, fue muy útil", afirmaba Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea.

Pero en un debate en el Parlamento Europeo, diferentes eurodiputados de todo el espectro político, han exigido una postura más firme, e incluso sanciones comerciales.

"Las sanciones son la única forma de hacer entrar en razón a estos comunistas dinosaurios", afirmaba Alexandrov Yordanov, eurodiputado búlgaro del Partido Popular Europeo.

Por su parte, Assita Kanko, eurodiputada belga del Grupo de los Conservadores y Reformistas exclamaba: "Si queremos defender la democracia en casa y en el extranjero, no podemos simp lemente emitir declaraciones de apoyo a las fuerzas democráticas de Hong Kong. Debemos respaldar nuestras palabras con acciones".

Los líderes europeos se reunirán con el primer ministro chino el próximo lunes, momento que para algunos eurodiputados, será clave, tal y como indicaba el eurodiputado alemán de los Verdes, Reinhard Butikofer. "Queremos que China comprenda que renunciar a las obligaciones internacionales tiene un coste...Este mensaje debe compartirse con los líderes chinos en la cumbre de la UE del lunes".

"Si la UE se limita a hacer una diplomacia retórica y visual de gran prestigio, encubriendo el lado más desagradable de grandes socios económicos, como China, el debate no se centrará en el modelo hongkonés de un país y dos sistemas, sino que la UE habrá demostrado una vez más que se basa en un conjunto de principios pero aplica dos normas", declaraba el eurodiputado español sin grupo inscrito Carles Puigdemont.

La crisis sanitaria actual ha perturbado aún más la relación entre la UE y China, pero sigue siendo un socio económico estratégico para muchos miembros del bloque.