Última hora
This content is not available in your region

"Si no hay respeto, no es judo", hablan los judokas más relevantes

euronews_icons_loading
"Si no hay respeto, no es judo", hablan los judokas más relevantes
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Alguno de los judokas más relevantes del mundo nos cuentan cuáles son los valores más importantes para ellos, dentro y fuera del judo, y cómo los aplican en su día a día. En esta nueva edición aprendemos lo que significa el respeto para ellos.

"El respeto es uno de los valores fundamentales que enseña el judo. Consiste en saber cómo comportarse. Respetar a cada deportista, ya sea campeón del mundo, campeón de Israel o campeón en una competición local. Sabiendo que todos somos iguales, todos somos seres humanos y respetándonos los unos a los otros", cuenta Muki.

Sagi Muki se convirtió en el primer campeón mundial masculino de Israel en 2019, en Tokio. Muki empezó el año con una victoria en el Gran Premio de Tel Aviv. Ganó el Grand Slam de Ekaterinburgo en 2019, entre otros muchos premios. También quedó quinto en los Juegos Olímpicos de Río y es un experto en Sode Tsuri Gomi Goshi.

"El judo tiene muchos valores porque cuando estás en un combate y estás poniendo todo tu esfuerzo sabes que la otra persona está haciendo lo mismo. Aún así al finalizar el combate tienes que darle la mano. Inicialmente es el respeto, tanto hacia la otra persona como hacia ti mismo. Son valores fundamentales que no te sirven solo para la disciplina del judo", asegura Alvear.

Yuri Alvear es una judoka de Colombia, la mejor de su país. Fue triple campeona del mundo en 2011, 2013 y 2014 y ganó el bronce en 2015, 2017 y 2018. Ganó la plata olímpica en 2016 en Río y una medalla de bronce olímpica en 2012 en Londres y fue 7ª en Pekín.

"No es fácil definir qué es el judo. En primer lugar, es más que un deporte, es un medio a través del cual se educa, y así es como lo enseñamos en Francia. El respeto a la amistad, la solidaridad… Todo esto y, más concretamente, el respeto son cualidades muy importantes en el mundo del judo", afirma Rouge.

"Sin eso nuestro deporte perdería todo su valor. Sería simplemente una batalla, en la que se anotarían puntos en un juego, al enfrentarse para vencer a tu oponente. Eso no es judo", añade.

Jean-Luc Rougé se convirtió en Campeón del Mundo en 1975 en la categoría U93kg. Ganó la medalla de plata y bronce en 1979, entre otros muchos títulos. Rouge se convirtió en presidente de la Federación Francesa de Judo y secretario general de la Federación Internacional de Judo. El 5 de octubre de 2017 recibió de manos de François Hollande, expresidente de Francia, una de las más altas distinciones de Francia.