Última hora
This content is not available in your region

Decenas de investigadores acusan a la OMS de subestimar la propagación aérea del coronavirus

euronews_icons_loading
Decenas de investigadores acusan a la OMS de subestimar la propagación aérea del coronavirus
Derechos de autor  Ben Margot/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

La OMS subestima la propagación aérea del coronavirus. Es lo que afirman decenas de científicos en una carta abierta en la que señalan que una serie de estudios han demostrado más allá de cualquier duda razonable que las microgotas exhaladas por las personas enfermas al hablar y toser permanecen flotando en el aire mucho tiempo y pueden recorrer grandes distancias.

De ser cierto, los lugares cerrados podrían presentar un riesgo mayor de lo que se pensaba previamente y podría alterar algunas de las medidas que se toman actualmente para detener la pandemia.

Es la única explicación que encuentran para la propagación del virus en eventos en los que se tomaron precauciones. El profesor de Patología y Medicina de Laboratorio de la Universidad de Pensilvania Paul Edelstein cree que si bien el estudio es acertado, no es la forma de propagación dominante del virus.

"Estoy de acuerdo con ellos en que vale la pena considerar todos los medios de transmisión por aire y que aumentar la ventilación en zonas poco ventiladas es razonable. Una cosa que olvidaron mencionar en esto fue la protección de la fuente, es decir, evitar que la gente transmita la infección en primer lugar", ha explicado.

239 investigadores de 32 países firmaron una carta abierta en la que se acusaba al organismo de Naciones Unidas de no haber advertido apropiadamente sobre el riesgo.

La Royal Society también ha publicado una declaración en la que se insta a todo el mundo a llevar coberturas faciales después de que dos nuevos estudios demostraran la eficacia de llevar mascarillas también para protegerse del virus.

"El uso dela mascarilla ayuda a evitar la transmisión de ambas gotas, las partículas de gran tamaño, así como las partículas de menor tamaño porque para que las partículas se conviertan en aerosoles de pequeño tamaño primero se expulsan como partículas de mayor tamaño que quedan atrapadas en la máscara", opina Edelstein.

Aunque algunos expertos defienden que podría ser útil llevar mascarillas en espacios interiores y hacer más estrictas las normas de ventilación para evitar la transmisión por aire, algunos investigadores y miembros de la Organización Mundial de la Salud sugieren que se trata de normas innecesarias, ya que la propagación por aerosol no es el modo de transmisión dominante.