Última hora
This content is not available in your region

División de opiniones después del abandono de España por parte del rey emérito

El rey emérito Juan Carlos I
El rey emérito Juan Carlos I   -   Derechos de autor  Daniel Ochoa de Olza/AP
Tamaño de texto Aa Aa

El Rey de España Felipe VI ha dicho que tiene "respeto y aprecio" por la decisión de su padre, el rey emérito Juan Carlos I, de mudarse al extranjero en medio de un escándalo financiero. Los medios de comunicación españoles han informado este martes de que ya ha abandonado el país.

La reacción del actual monarca llegó en un comunicado de la Casa Real. El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, también manifestó su "respeto" por la mudanza, según un comunicado oficial. Este martes está previsto que comparezca ante los medios el presidente.

Sin embargo, no todo el mundo ha sido tan comprensivo con la última sorpresa de la larga historia de la Casa Real en España. La noticia de la decisión de Juan Carlos se produce despues de las informaciones que le implican en la recepción de dinero del anterior rey de Arabia Saudí.

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, del partido de izquierdas Podemos, denunció en Twitter la "huida al extranjero" del rey emérito como "una actitud indigna de un ex jefe de Estado", que "deja a la monarquía en una posición muy comprometida".

Juan Carlos debería "responder por sus acciones en España y ante su pueblo", ha añadido Iglesias.

El abogado del monarca retirado, Javier Sánchez-Junco, ha declarado que su cliente no busca evadir la justicia y está disponible para hablar con los fiscales.

LEE TAMBIEN | El Tribunal Supremo español investiga a Juan Carlos I por el tren de alta velocidad a La Meca

'No es una buena imagen'

En las calles de Madrid, ha habido una reacción encontrada a la noticia de la decisión del Rey emérito de marcharse.

"Se vaya o no, debe pagar por lo que ha hecho. Es una pena porque ha hecho mucho por España, pero está claro que en algún momento de su carrera se corrompió", señala el publicista Iñigo Inchaurraga, de 33 años.

En el exterior del complejo del Palacio de la Zarzuela, la antigua casa de Juan Carlos en una gran zona boscosa de las afueras de Madrid, la profesora local Nadia Rodríguez apunta que pensaba que su decisión de irse era correcta, añadiendo "la verdad es que no ha estado dando una muy buena imagen de España".

José Manuel, un técnico informático de 45 años de edad, ha advertido que no hay que sacar conclusiones precipitadas.

"Debe existir la idea de inocencia antes de ser declarado culpable. Es muy fácil con estos asuntos, decir esto y decir aquello, pero con esto, no digo que lo haya hecho o no lo haya hecho", añade.

La reacción en Cataluña, donde muchos se oponen a la monarquía, fue más dura.

"Las monarquías europeas son intocables y creo que esto es algo que debemos cambiar", comenta Núria Lladó, de 52 años, residente en Barcelona. "Estamos en el siglo XXI, todavía me sorprende que algunos piensen que es bueno que se vaya o que se retire. No, debería estar en la cárcel. Eso es todo".

Investigación por corrupción

En julio, el primer ministro dijo que estaba "preocupado" por la "preocupante información" después de que el Tribunal Supremo de España iniciara una investigación sobre el supuesto vínculo de Juan Carlos con un contrato de tren de alta velocidad en Arabia Saudita.

A esto le ha seguido el perjudicial testimonio en los medios de comunicación españoles de que había recibido millones de euros del difunto rey Abdullah, algunos de los cuales supuestamente transfirió luego a una cuenta bancaria a nombre de su acompañante, Corinna Larsen, una empresaria danesa alemana vinculada desde hace tiempo por los medios de comunicación españoles al antiguo rey.

Los fiscales españoles le han pedido que testifique en el caso en septiembre en Madrid.

La decisión del Rey emérito de abandonar el país fue anunciada en una carta enviada por Juan Carlos a su hijo y publicada en la página web de la Familia Real. Dijo que la medida se tomó por "las repercusiones públicas de ciertos episodios de mi vida privada pasada" y no quería dificultar el papel de su hijo.

A Juan Carlos se le atribuye el mérito de haber ayudado a España a restablecer pacíficamente la democracia tras la muerte del dictador Francisco Franco en 1975.

Sin embargo, empañado por los escándalos de los últimos años de su reinado, en 2014 abdicó, perdiendo el aforamiento que la Constitución española otorga al jefe de Estado.

Se desconoce el paradero actual de Juan Carlos. Algunos informes dicen que se ha ido a la República Dominicana, mientras que un periódico dice que podría estar en Portugal, Francia o Italia.

LEE TAMBIÉN | De Estoril a República Dominicana: Los medios informan sobre dónde está el rey emérito Juan Carlos I