Última hora
This content is not available in your region

La ONU insta a reactivar la educación para evitar una posible "catástrofe generacional"

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
La ONU insta a reactivar la educación para evitar una posible "catástrofe generacional"
Derechos de autor  K.M. Chaudary/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

"La Pandemia de la COVID-19 ha llevado a la mayor disrupción de la educación de la historia". Son declaraciones llegadas desde Naciones Unidas, donde recuerdan que al menos 40 millones de niños en todo el mundo no han recibido las enseñanzas fundamentales del curso de preescolar. La ONU alerta de que el mundo podría enfrentarse a una "catástrofe generacional".

"A pesar de la entrega de lecciones por radio, televisión y online, y de los grandes esfuerzos hechos tanto por maestros como por padres, muchos estudiantes quedan fuera de su alcance. Los alumnos con discapacidades, los que pertenecen a comunidades minoritarias o desfavorecidas, los estudiantes desplazados y refugiados y los que viven en zonas remotas corren el mayor riesgo de quedarse atrás", recordaba el Secretario General de la organización António Guterres.

En total, 160 países se vieron afectados por los cierres de los centros educativos, afectando directamente a más de mil millones de estudiantes en todo el mundo. Solo en Europa, más de 65 millones de niños no pudieron ir a la escuela a causa de los diferentes confinamientos. Entre el Reino Unido, Alemania y Francia dejaron de ir al colegio 46 millones de jóvenes.

UNESCO
Estudiantes afectados por el confinamiento en EuropaUNESCO

Con informes de políticas como el llamado "Salvar nuestro futuro", Naciones Unidas pretende hacer de nuevo de la educación una prioridad máxima, a través de una serie de medidas. La primera de ellas, claro, reabrir las escuelas.

En algunas ciudades de Alemania ya se han puesto a ello. Un estudio reciente de la Universidad de Leipzig en Sajonia concluyó que, por increíble que pueda parecer, las escuelas no son una fuente de infecciones de coronavirus.

Una vez los Gobiernos se animen a reabrir sus aulas, el dar prioridad a la educación en las decisiones de financiación o dirigir la acción hacia aquellos a los que es más difícil llegar son según la ONU los pasos a dar para "seguir construyendo el futuro de la educación".