Última hora
This content is not available in your region

El pueblo serbio de Rakita arranca las tuberías de la futura hidroeléctrica

euronews_icons_loading
El pueblo serbio de Rakita arranca las tuberías de la futura hidroeléctrica
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

La construcción de pequeñas centrales hidroeléctricas en Serbia sigue generando tensión

Vecinos y activistas de la localidad de Rakita se han reunido para retirar, por la fuerza, las tuberías de la futura hidroeléctrica que canalizará el agua del río Rakitska, al sudeste del país.

El río atraviesa una pequeña población de apenas cientos de habitantes.

Serbia negocia su acceso a la UE y para ello, se ha comprometido a reducir su dependencia de los combustibles fósiles

Pero para sus gentes, la central terminará con los bancos de peces, secará los pozos y privarán de agua al ganado.

La gente acabará marchándose de la aldea, si no hay río, no les queda nada
Dragan Filipov
residente de Rakita, Serbia
Hay gente que vive cerca, tienen ganado, cultivos... el río lo es todo para ellos. Ahora viene un inversor y les arrebata el río. No tenían derecho a hacerlo
Dkordje Jovanov
residente de Rakita, Serbia

Hay gente que vive cerca, tienen ganado, cultivos, el río lo es todo para ellos. Ahora viene un inversor y les arrebata el río. No tenían derecho a hacerlo

Hasta ahora, se han construido unas 100 pequeñas plantas hidroeléctricas en Serbia, según el Ministerio de Medio Ambiente.

La compañía estatal de energía EPS se ha comprometido a reducir sus emisiones de gases invernadero, y ofrece ahora fuertes incentivos para comprar la electricidad generada por las mini-hidroeléctricas a un precio un 50 por ciento superior a su valor de mercado.