Última hora
This content is not available in your region

Lukashenko ha ordenado "tomar medidas más severas"

euronews_icons_loading
Lukashenko ha ordenado "tomar medidas más severas"
Derechos de autor  Maxim Guchek/BelTA
Tamaño de texto Aa Aa

Al movimiento ciudadano se le suma la presión internacional. El presidente bielorruso, Aleksandr Lukashenko, ve enemigos en todos los frentes y ha asegurado que Occidente está apoyando a la oposición con medios militares, al movilizar tropas de la OTAN hacia la frontera bielorrusa.

A modo de respuesta ha ordenado "tomar medidas más severas" con el objetivo de proteger la integridad territorial del país.

"Están arrastrando aquí a una presidenta alternativa y lo están llevando a cabo de manera seria. Esto es evidente en las declaraciones que hacen los estados occidentales. Es una intervención directa. Están apoyando a la oposición y empujándonos a mantener un diálogo en la Organizacón para la Seguridad y la Cooperación en Europa", ha apuntado el presidente bielorruso.

Según su discurso, las protestas se impulsan desde el exterior y son una maniobra de Occidente para apartarle del poder. Apunta directamente a Estados Unidos ayudado por la Unión Europea.

El país encadena dos semanas de movilizaciones tras las últimas elecciones presidenciales. Unas protestas que han dejado al menos tres fallecidos y miles de detenidos.

"No puedo permanecer indiferente a lo que sucede en nuestro país. Me duele el corazón por las personas que han sido golpeadas, acosadas y amenazadas, que han sufrido y muerto. No puedo ser indiferente. Quiero vivir en un país diferente. Quiero que tengamos un nuevo presidente. Sé que Tsikhanouskaya ganó. Votamos por ella. Por eso estoy aquí", asegura una de las manifestantes.

Para mostrar su apoyo, 50.000 personas se han registrado online para participar este domingo en una cadena humana desde Vilnius hasta la frontera con Bielorrusia. Un signo de solidaridad con todos los que siguen tomando las calles en el país vecino.