Última hora
This content is not available in your region

Nina Baginskaya, la bielorrusa de 73 años que se ha hecho famosa por enfrentarse a la policía

Nina Baginskaya, de 73 años, lucha contra la policía durante una manifestación de partidarios de la oposición bielorrusa en Minsk, el 26 de agosto de 2020.
Nina Baginskaya, de 73 años, lucha contra la policía durante una manifestación de partidarios de la oposición bielorrusa en Minsk, el 26 de agosto de 2020.   -   Derechos de autor  Dmitri Lovetsky/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Mientras que las mujeres de la oposición de Bielorrusia toman las calles todos los sábados tras la controvertida victoria electoral del presidente Alexander Lukashenko, una manifestante se ha convertido en una figura clave dentro del movimiento.

Nina Bahinskaya, de 73 años, ha sido fotografiada en las protestas antigubernamentales desde que comenzaron, regañando a la policía y en un momento dado bloqueando uno de los vehículos blindados de las autoridades que se paró frente a ella.

El vídeo publicado en el canal Telegram de Nexta mostraba a la septuagenaria resistiendo al arresto de la policía en la protesta del 12 de septiembre y tratando de quitarle el pasamontañas a un oficial.

El enfrentamiento sirvió para elevar aún más su ya notorio perfil y se podía oír a la multitud cantando "Nina" mientras se desarrollaba el evento.

Pero esto no es nada nuevo para Bahinskaya, que, armada con la antigua bandera rojiblanca del país, se ha estado manifestando desde mucho antes de las recientes elecciones de Bielorrusia.

Esta bisabuela lleva acudiendo a protestas desde 1988, cuando exigió la liberación de prisioneros políticos hasta que se manifestó por la demolición de un sitio conmemorativo de las víctimas de las ejecuciones masivas de la era soviética.

Sergei Grits/AP
La policía se lleva a Baginskaya antes de una manifestación contra la detención de cuatro personas por protestar contra la represión política. Minsk, Bielorrusia, marzo 2017.Sergei Grits/AP
Sergei Grits/AP
Baginskaya bloquea un taladro en el sitio de la fosa común de Kuropaty de ejecuciones masivas de la era soviética en la capital de Bielorrusia, Minsk. El 5 de abril de 2019.Sergei Grits/AP
Sergei Grits/AP
La policía detiene a la activista opositora Nina Baginskaya en la fosa común de Kuropaty, lugar de ejecuciones masivas de la era soviética en la capital de Bielorrusia, Minsk.Sergei Grits/AP

La bandera rojiblanca, ahora prohibida en Bielorrusia, se ha hecho popular entre los manifestantes de la oposición como un símbolo anti-Lukashenko.

Cuando la policía antidisturbios tomó la bandera de Bahinskaya después de una manifestación a finales de agosto, el vídeo la captó enfrentándose al oficial.

Evgeniy Maloletka/AP
Braginskaya sostiene una antigua bandera de Bielorrusia durante una protesta en Minsk, Bielorrusia, 22 de agosto de 2020.Evgeniy Maloletka/AP

Franak Viačorka, periodista y analista afincado en Minsk, Bielorrusia, dijo en Twitter que los manifestantes del 13 de septiembre informalmente nombraron una plaza en honor a Bahinskaya como parte de una iniciativa de la oposición para asignar nombres vinculados al movimiento a las plazas y calles de la capital.

Pero no todo el mundo simpatiza con esta veterana y sus tácticas: en un reciente reportaje sobre ella, la BBC fotografió a una mujer al margen de una protesta gritando: "Encontraste a una babushka (abuela, en ruso) medio loca y la estás siguiendo".

Mientras los disturbios continúan en Bielorrusia, la celebridad de pelo plateado de la oposición no ha dado ninguna señal de dar un paso atrás en las protestas.