Última hora
This content is not available in your region

Europa se repliega ante el avance de la COVID-19 e impone más restricciones

euronews_icons_loading
Europa se repliega ante el avance de la COVID-19 e impone más restricciones
Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

"Hay que salvar la Navidad" ha dicho, literalmente, el primer ministro británico, Boris Johnson, para justificar el endurecimiento de las restricciones que entran en vigor en el noreste de Inglaterra, donde los casos de coronavirus crecen de forma exponencial.

Desde este viernes, más de dos millones de personas no podrán socializar más allá del núcleo familiar. El Gobierno ha anunciado además que destinará casi 3000 millones de euros adicionales para preparar el sistema de salud para un otoño que se anuncia muy complicado.

"Tasas de transmisión alarmantes" en toda Europa

En toda Europa las luces de alarma vuelven a estar encendidas.

"Los números de septiembre deberían ser una llamada de atención para todos nosotros -ha dicho Hans Kluge. director de la OMS para Europa-. Aunque reflejan pruebas más exhaustivas, también muestran tasas de transmisión alarmantes en toda la región".

Más de la mitad de Francia supera el nivel de alerta y se esperan más medidas

En Francia, más de la mitad del país ha sobrepasado el nivel de alerta. Los contagios diarios superan los 10.000 diarios.

Las regiones de Ródano y de Alpes Marítimos, cuyas capitales son Lyon y Niza, van a anunciar nuevas restricciones para contener el virus, que podrían suponer el cierre de bares o la prohibición de agrupaciones públicas.

El ministro de Sanidad, Olivier Véran, ha lanzado una advertencia. "En las zonas en las que ya se han adoptado medidas firmes, en particular Marsella y Guadalupe, si la situación sanitaria no mejora y el número de personas que ingresan en las unidades de cuidados intensivos sigue aumentando, podría ser necesario adoptar medidas aún más firmes".

La región de Madrid, desbordada por la segunda ola, pide ayuda al Gobierno

Entretanto la región de Madrid, epicentro de la segunda ola de coronavirus en España y en Europa, pidió este jueves ayuda al Gobierno. Lo ha hecho, desbordada por el aumento de contagios, con más de 3800 nuevos casos en 24 horas.