Última hora
This content is not available in your region

Una caravana con miles de hondureños entra por la fuerza en Guatemala

euronews_icons_loading
Los migrantes hondureños fuerzan el cordón de policías y militares en la frontera
Los migrantes hondureños fuerzan el cordón de policías y militares en la frontera   -   Derechos de autor  ORLANDO SIERRA/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

Una marea humana de migrantes hondureños ha penetrado por la fuerza en Guatemala y avanza por el norte del país en dirección a Estados Unidos. Son alrededor de 3.000 personas, que huyen en plena pandemia, empujados por la situación económica que la cuarentena ha dejado en Honduras.

La mayoría cruzaron la frontera entre los dos países por el paso de Corinto, forzando el cordón de policías y militares que trataba de frenar su avance.

El presidente Giammattei ordena que sean detenidos y expulsados de Guatemala

El presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, ha ordenado que todos los migrantes hondureños sean detenidos y expulsados del país.

"En Guatemala somos respetuosos del derecho humano de migrar, pero no seremos tolerantes de que se haga de forma violenta e ilegal como se hizo hoy -afirmó Giammattei-. Les pedimos a todos los que entraron ilegalmente que, por favor, procedan a regresar porque en este momento se ha dado la orden de que sean detenidos todos los que han entrado ilegalmente y sean retornados a su país".

La caravana de la desesperación

Esta caravana partió el miércoles por la noche de San Pedro Sula, la segunda ciudad de Honduras. Está compuesta sobre todo de hombres jóvenes, pero también muchas mujeres y niños, la mayoría sin mascarilla.

No temen tanto a la COVID-19 como enfermedad. De lo que huyen es del desempleo y de la falta de oportunidades en un país cuya economía está peor que nunca debido a la pandemia.

"El país se vino en cuarentena. Todos quedaron en desempleo, sin trabajo", explica una joven.

"El Gobierno no sirve, no ha aportado nada, sobre todo en la pandemia. Muchos hemos perdido el trabajo y entonces, ¿para dónde vamos? Para adelante porque no tenemos trabajo, no tenemos nada", añade otro migrante.

Los migrantes se han dividido por varias rutas en el norte de Guatemala con la intención de adentrarse en México en su camino hacia Estados Unidos, sin importarles que se trate de una misión casi imposible.