Última hora
This content is not available in your region

El nuevo plan de la UE para la comunidad gitana "no resolverá los problemas" según un activista

La comisaria Vera Jourova presenta el plan para la comunidad gitana de la Comisión
La comisaria Vera Jourova presenta el plan para la comunidad gitana de la Comisión   -   Derechos de autor  Yves Herman/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

El plan de 10 años de la UE destinado a mejorar la vida de los gitanos no resolverá los problemas a los que se enfrenta la comunidad romaní, según explica a Euronews un destacado activista.

"Este nuevo marco no lo resolverá (la difícil situación de los gitanos) porque no hay voluntad política para impulsar las reformas que deben llevarse a cabo", dijo Zeljko Jovanovic, director de la Oficina de Iniciativas Gitanas de la Sociedad Abierta.

Hasta seis millones de gitanos viven en los 27. Según datos de la Comisión Europea el 41% experimentó discriminación en los últimos cinco años y el 85% de los niños gitanos están en riesgo de pobreza en comparación con el 20% de los niños en general en la UE.

Según el plan anunciado el miércoles, las naciones de la UE tendrán que presentar estrategias nacionales antes de septiembre de 2021 y la Comisión supervisará el progreso hacia los objetivos de 2030, que se centran en la reducción de la discriminación, la mejora del acceso al empleo para los romaníes, la reducción de la pobreza y la mejora de la calidad de la educación para los niños romaníes.

El marco estratégico de la Unión Europea para los romaníes establece una serie de objetivos sobre el progreso mínimo que debe lograrse para 2030 y ofrece orientación a los Estados miembros de la UE sobre la manera de hacerlo.

Pero Jovanovic piensa que la Comisión no va lo suficientemente lejos en su plan, añadiendo que el marco de 2011 fue sólo una "semilla" para el cambio que se necesitaba. Asegura que los intereses de los gitanos deberían estar incluidos en las prioridades de recuperación de la UE, así como en las políticas y la financiación.

"El marco europeo es ciertamente un buen paso, una señal de que la Comisión de la UE al menos ve que hay un problema estructural que debe ser abordado por una política y un mapa estructural", añadió.

"Pero no puede dar resultados a menos que se convierta en una parte fundamental de lo que los gobiernos harán cuando inviertan en la transición hacia el acuerdo verde, en la recuperación, cuando inviertan en la digitalización - todas estas políticas comerciales serán fundamentales para que los gitanos pierdan o ganen puestos de trabajo".

Al presentar el proyecto marco, la vicepresidenta de la Unión Europea, Vera Jourova, calificó de "inexcusable" el trato que Europa ha dado a su población romaní durante la última década.

"Muchos siguen enfrentándose a la discriminación y al racismo, la falta de inclusión de las comunidades romaníes en nuestras sociedades es una cicatriz en la conciencia de los europeos", añadió, admitiendo que en los últimos 10 años la UE no ha hecho lo suficiente para apoyarlos.

"La Comisión Europea necesita innovar y difundir el mensaje de posibilidad en las sociedades europeas, para que la estigmatización y el racismo se enfrenten a historias de logros, posibilidad y esperanza, de modo que lo que los gobiernos necesitan hacer no sea en vano", dijo Jovanovic.