Última hora
This content is not available in your region

El Fondo de Recuperación, rehén de las negociaciones

euronews_icons_loading
El Fondo de Recuperación, rehén de las negociaciones
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

El Fondo de Recuperación post-Covid de la Unión Europea se ha convertido en rehén de unas complejas negociaciones que los líderes europeos van a tratar de desatascar en la cumbre que celebran en Bruselas.

La aprobación del Fondo, en la pasada cumbre de julio, se consideró un momento histórico. Pero ahora está pendiente de que haya un acuerdo entre el Parlamento Europeo y el Consejo.

Pero, ¿qué está pasando exactamente?

El techo presupuestario de la Unión Europea para los próximos siete años se fijó en 1,8 billones de euros, de los cuales 750.000 millones se destinarán al Fondo de recuperación conocido como Próxima Generación, y 1.074 billones, al conjunto de políticas europeas.

El Parlamento Europeo denuncia que la propuesta actual reducirá los recursos de otros quince programas emblemáticos, entre los que se cuentan la educación, la innovación y la transición verde.

Para evitarlo, la Cámara propone aumentar el techo de gasto en 39.000 millones de euros.

El eurodiputado socialista español Jonás Fernández se dice convencido de que es posible llegar a un acuerdo antes de finalice el año. "Pero necesitamosa saber hasta que punto el Consejo Europeo quiere mantenerse en los números que acordaron el julio o apoyar la apuesta europeísta que está realizando el Parlamento".

Pero los gobiernos son reacios a poner más dinero sobre la mesa y recuerdan las extenuantes negociaciones que permitieron cerrar el acuerdo.

Estado de derecho

Otro tema espinoso es el Estado de derecho. Los eurodiputados quieren vincular la entrega de los fondos del presupuesto al respeto de los valores europeos.

En el punto de mira se encuentran Hungría y Polonia, que amenazan con bloquear la ratificación del Fondo de Recuperación si se incluye este mecanismo.

¿Se puede desbloquear la situación?

"Por lo general, la UE funciona introduciendo ajustes y cambios en el lenguaje para que todos puedan cantar victoria", explica la analista Marta Pilati, del Centro de Políticas Europeas. "Pero esta vez el Parlamento Europeo está siendo especialmente proactivo y su posición va a complicar las negociaciones durante un cierto tiempo."

Los líderes europeos son conscientes de que el presupuesto debe ser aprobado antes de que finalice diciembre, para evitar un retraso que castigaría a los países y a los ciudadaos más afectados por la crisis económica derivada de la pandemia.