Última hora
This content is not available in your region

Francia, entre la sed de justicia y el temor a los prejuicios tras el asesinato de Samuel Paty

euronews_icons_loading
Francia, entre la sed de justicia y el temor a los prejuicios tras el asesinato de Samuel Paty
Derechos de autor  Lewis Joly/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Tras el brutal asesinato de Samuel Paty, Francia se está movilizando contra la ideología existente detrás de una violencia que ha golpeado a este país en múltiples ocasiones a lo largo de los últimos años.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunciaba recientemente una serie de medidas para tratar de eliminar la influencia extremista del Islam en Francia. Dichas medidas incluían el cierre tanto de una mezquita como de algunas organizaciones sospechosas de estar difundiendo ideas radicales en el país.

Para algunos expertos como el abogado Nabil Boudi las tácticas de Macron son no obstante desproporcionadas y peligrosas:

"Identificar nuevos objetivos para hacer creer a la gente que se están tomando medidas es contraproducente", opina Boudi, que considera que la decisión del Gobierno francés de señalar a determinadas organizaciones sin una investigación exhaustiva previa no solo sugiere la falta de un debido proceso sino que sirve para estigmatizar aún más a la comunidad musulmana en Francia:

"¿Cuál es el principal objetivo de una organización terrorista?", se pregunta Boudi. "Hacernos perder nuestros valores. Valores como el estado de derecho, las instituciones judiciales, la separación de poderes, la libertad de expresión, la presunción de inocencia... Todos estos valores están ahora mismo en riesgo de ser violados. El Gobierno francés está cayendo en la trampa que se le ha puesto", opina el abogado.

Lee: Once detenidos por la muerte de Samuel Paty.

Emotivo homenaje en Francia al profesor Paty.

Islam e Islamismo

Otras voces, sin embargo, creen que lo correcto ahora mismo es precisamente separar o diferenciar de manera clara a la gran mayoría de musulmanes franceses moderados y respetuosos con la ley de esa minoría extremista. Entre ellos está el Imán Hassen Chalghoumi, que reconoce "tener miedo de la amalgama que ensucia mi religión, de que digan que islam e islamismo son lo mismo, que islam significa terrorismo".

Chalghoumi ha estado bajo protección policial durante los últimos 10 años por mostrar su apoyo a una ley que prohibía el velo islámico integral en los lugares públicos de Francia. El imán asegura que los musulmanes son las primeras víctimas del Islam radical:

"Hay que limpiar las alimañas islamistas, son el veneno del Islam", asegura Chalghoumi. "El islamismo también nos amenaza a nosotros. Yo también estoy amenazado, mi vida está trastornada. He recibido amenazas de muerte del islamismo. Y lo he dicho y lo repito, tanto a nuestro presidente como a todos los líderes europeos: ¡actúen ahora! Protejan a nuestros hijos.

La búsqueda de justicia para Samuel Paty es ahora mismo un asunto indiscutible en Francia. El reto está en asegurarse de que un número importante de la población de este país, el cual lucha por sentirse parte del mismo, sea realmente incluido.