Última hora
This content is not available in your region

El frenesí de Trump frente a la gravedad de Biden en el esprint final de la campaña

euronews_icons_loading
Donald Trump durante un mitin en Phoenix, Arizona
Donald Trump durante un mitin en Phoenix, Arizona   -   Derechos de autor  AP Photo/Evan Vucci
Tamaño de texto Aa Aa

Nada parece decidido en Estados Unidos cuando quedan solo cinco días para las elecciones. Donald Trump está en desventaja, según las encuestas, pero podría salir reelegido si gana, como en 2016, en los estados clave de Florida y Pensilvania.

Entretanto, el republicano pisa el acelerador en el esprint final de la campaña con una actividad frenética y mítines en cadena en los que dibuja sin rubor un paisaje casi apocalíptico si quien gana Joe Biden.

"Si usted vota por Biden, significa que no habrá niños en la escuela, no habrá graduaciones, bodas ni Acción de Gracias. No habrá Navidad ni Cuatro de Julio. Aparte de eso, la vida será maravillosa- afirmó Trump en un mitin en Arizona-. Tenemos algunos historiadores, que son verdaderos historiadores estadounidenses, y es el peor candidato que se ha presentado en la historia de las elecciones presidenciales".

Biden vota por anticipado: "No hago falsas promesas sobre la pandemia, pero empezaré a hacer lo correcto desde el primer día"

El exvicepresidente Joe Biden y su esposa votaron por anticipado este miércoles en Delaware. El candidato demócrata insiste en que su prioridad, si es elegido, será afrontar la pandemia, que ya dejado más de 227.000 muertos en Estados Unidos, según la universidad Johns Hopkins.

"Incluso si yo gano, nos va a costar mucho acabar con esta pandemia. No estoy haciendo la falsa promesa de que voy a acabar con ella como si pulsara un interruptor. Pero empezaré desde el primer día haciendo lo correcto, dejaremos que la ciencia nos guíe, seremos honestos con los estadounidenses y nunca, jamás nos rendiremos", afirmó.

Más de 74 millones de personas han votado por adelantado

Ya han votado por adelantado para las elecciones del 3 de noviembre más de 74 millones de personas, lo que supone más de la mitad del total de votantes en los anteriores comicios de 2016 y augura una tasa de participación récord, sin parangón en el último siglo.

Los demócratas llevan ventaja debido a que han adoptado el voto por correo, a diferencia de los republicanos que, haciéndose eco del discurso del presidente Trump, repiten que ese sistema es propenso al fraude.