Última hora
This content is not available in your region

Estados Unidos - Europa: el futuro de unos socios mal avenidos

euronews_icons_loading
Estados Unidos - Europa: el futuro de unos socios mal avenidos
Derechos de autor  Evan Vucci/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

¿Puede la economía europea esperar que desaparezcan los nubarrones después de las elecciones estadounidenses? Señalada por Donald Trump como el primer enemigo comercial de Estados Unidos, la UE ha pagado un alto precio por la doctrina del America First.

¿Perdería más con su reelección, ganaría con la victoria del candidato demócrata Joe Biden? A la luz del permanente cambio de las relaciones transatlánticas, nada se puede dar por sentado. Hemos querido conocer de primera mano los resultados de la guerra comercial y empezamos por el corazón de los viñedos franceses.

Situada entre las regiones de Borgoña y Beaujolais, esta bodega envía un cuarto de sus exportaciones al mercado estadounidense.

Pero el negocio empeoró hace un año, cuando los exportadores de vino de Francia, Alemania y España se vieron afectados por un nuevo impuesto del 25 por ciento en sus exportaciones a Estados Unidos.

La preservación de las cuotas de mercado en Estados Unidos fue crucial frente a la competencia.

Philippe Bardet, responsable de la bodega Maison Loron explicí la respuesta que dieron a Estados Unidos:“Tomamos una decisión dañina para el bolsillo, bajar los precios para compensar el impuesto que nos cargan en Estados Unidos. Eso son más de varios cientos de miles de euros. Es importante para nosotros, es nuestro beneficio anual. Vendemos sin beneficio a Estados Unidos. Así que esperamos que haya una salida, no somos así. Es obvio que el cambio de presidente puede ser un buen augurio. Pero pase lo que pase, la situación no se va a solucionar a corto plazo."

Otros productos alimenticios y bebidas europeos fueron blanco de impuestos para dificultar la exportación a Estados Unidos.

Los exportadores son las víctimas colaterales de una larga batalla entre Airbus y su competidor estadounidense Boeing.

Al dictaminar que los subsidios europeos a Airbus eran ilegales, la Organización Mundial del Comercio dio luz verde a Donald Trump hace un año para aplicar aranceles punitivos por valor de unos siete mil quinientos millones de dólares estadounidenses

La respuesta llegó en septiembre pasado: la OMC autorizó a la UE a imponer aranceles a productos estadounidenses por valor de 4.000 millones de dólares en represalia por los subsidios ilegales a Boeing.

Trump resumió su percepción de las relaciones comerciales entre Estados Unidos y la Unión Europea hace dos años: "Creo que tenemos muchos enemigos. Creo que la Unión Europea es un enemigo. Lo que nos hacen en el comercio ... realmente se han aprovechado de nosotros ".

La declaración se produjo poco después de que la Unión Europea aplicara nuevos impuestos a las exportaciones estadounidenses de acero y aluminio, así como a varios productos icónicos.

Una reacción de ojo por ojo como respuesta a los aranceles estadounidenses impuestos anteriormente a los productos europeos de acero y aluminio.

No se espera que el tira y afloja desaparezca si Donald Trump gana las elecciones el 3 de noviembre.

Si las negociaciones no resuelven las disputas comerciales, la UE se ha comprometido a tomar medidas. Valdis Dombrovskis, vicepresidente de la Comisión Europea y Comisario europeo del Euro y de Diálogo Social lo confirma:“Nuestra relación de comercio e inversión sigue siendo la mayor y más importante del mundo. Es importante seguir participando, seguir desarrollando nuestra relación transatlántica, porque cuando la UE y los Estados Unidos trabajan juntos, podemos ser una fuerza beneficiosa en el mundo. Pero también habíamos tenido claro que si Estados Unidos toma medidas unilaterales, la UE va a responder de forma proporcionada. Así que no pretendemos agravar la situación, pero tenemos que defendernos.

“Seguimos abiertos a los negocios, abiertos al comercio libre y justo. Pero, por otro lado, debemos ser más decididos en la defensa de nuestros intereses, de nuestros valores. Necesitamos fortalecer nuestro conjunto de herramientas de defensa comercial. Y eso es exactamente lo que estamos haciendo ahora mismo".

A pesar de las políticas fiscales punitivas de Donald Trump, el superávit comercial de bienes de la UE con Estados Unidos, no ha dejado de aumentar constantemente desde que llegó al poder en enero de 2017.

Euronews
Superávit comercial de la UE con Estados UnidosEuronews

También lo ha hecho el déficit comercial de bienes de Estados Unidos con la UE, que alcanzó su máximo a fines del año pasado.

Euronews
Déficit comercial de bienes de Estados Unidos con la UEEuronews

Se espera una nueva ofensiva si el presidente saliente gana un segundo mandato.

Las amenazas de un impuesto del 25% sobre las importaciones de automóviles europeos se ciernen desde que la UE anunció que impondría impuestos a los gigantes tecnológicos estadounidenses.

Los planes se suspendieron hasta fin de año, fecha límite para llegar a un acuerdo.

Es tan solo uno de los temas polémicos que va a seguir, sea cual sea el resultado de las elecciones. En esto coinciden analistas de ambos lados del Atlántico cuando se les pregunta si los europeos pueden esperar un mejor trato de Joe Biden que de Donald Trump:

Edward Alden, miembro principal del Consejo de Relaciones Exteriores, experto en política comercial de Estados Unidos y profesor de la Universidad Western Washington: “Creo que el tono general de las relaciones mejoraría radicalmente con un gobierno de Biden. Pero hay otras cuestiones que van a ser muy, muy difíciles. Quiero decir, este problema de impuestos digitales, en todo caso, los demócratas están más en deuda con los gigantes digitales de Silicon Valley como Google y Facebook que los republicanos. El conflicto Boeing-Airbus no va a desaparecer. Y si nos fijamos en el programa de Joe Biden, ha prometido la política de compra estadounidense más agresiva que jamás hayamos visto de un presidente. Creo que van a ver un Estados Unidos muy replegado sobre sí mismo. La moraleja es que la UE debe defender firmemente sus propios intereses comerciales. Creo que en realidad lo ha hecho bastante bien en los últimos cuatro años, razón por la cual la administración Trump no avanzó tanto en sus quejas con Europa como podría haberlo hecho. Pero esto va a seguir así los próximos cuatro años, al margen de quién sea el próximo presidente".

El candidato demócrata ha asegurado que los intereses estadounidenses marcarán los nuevos acuerdos, pero hay esperanza de atenuación de las guerras comerciales y los problemas de cooperación global.

Guntram Wolff, director del centro de análisis económico Bruegel, con sede en Bruselas, dice estar “bastante convencido de que Joe Biden intentará trabajar con los europeos para salvar lo que se pueda salvar de la OMC. Con respecto a las relaciones bilaterales con Europa creo que Biden tiene un punto de vista a favor del libre comercio. Y ahí creo que puede haber progresos. Y ciertamente, cuando se trata de problemas climáticos y del ajuste de las emisiones de carbono, que también es un problema comercial, creo que encontraríamos algún acuerdo con Joe Biden."

Queda el futuro de las sanciones a las empresas europeas que comercian con Irán, China o Rusia.

Biden se compromete a reanudar las conversaciones con Irán si cumple sus compromisos nucleares.

Y comparte las preocupaciones de Donald Trump por los acuerdos europeos con empresas tecnológicas chinas y el proyecto del gasoducto Rusia-Alemania.

Estas y otras incertidumbres instan a la Unión Europea a estar más unida, si quiere volver a ser fuerte.