Última hora
This content is not available in your region

El coronavirus ralentiza los rodajes de películas pero no los detiene

euronews_icons_loading
El coronavirus ralentiza los rodajes de películas pero no los detiene
Derechos de autor  Frédéric Ponsard - Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

A pesar de la pandemia de coronavirus y de las restricciones sanitarias, la industria cinematográfica sigue produciendo películas. En Lyon, Valeria Bruni-Tedeschi participó en los últimos días de rodaje de 'La Fractura', largometraje cuya trama transcurre durante el episodio de los 'chalecos amarillos', en Francia, hace dos años. Terminar el filme resultó vital para la actriz, que tuvo que ponerse una prótesis y maquillaje especial para una escena.

"La realización de esta película ha representado un hecho muy importante. Es una forma de seguir trabajando, de resistir a la oscuridad, a la depresión... Por eso estamos contentos de trabajar, porque es como si se tratara de una colmena. Las abejas siguen trabajando para hacer miel. Eso es lo que esperamos. Pero, de todos modos, es muy complicado porque sentimos el ambiente reinante y este es un período realmente difícil", declara la actriz Valeria Bruni-Tedeschi.

En una de las escenas, los actores tienen que rodar en el departamento de radiología de una clínica real para recrear una cita médica en la que se realiza un escáner a un paciente. La directora de cine, Catherine Corsini, está acostumbrada a trabajar, a menudo, con el mismo equipo de profesionales de realización. Pero, en esta ocasión, el rodaje de la película fue más difícil de lo habitual.

"Supone mucha más tensión y también mucha más ansiedad, mucho más estrés... ¿Las personas se someten a pruebas para detectar el coronavirus? ¿No va a haber gente contagiada? Por supuesto, el virus es tan anticinematográfico... es anti todo lo que me gusta, como es, abrazarnos, hablarnos, que los actores vean tu cara, vean tus expresiones... Yo rodé todo el tiempo con una mascarilla puesta así que, es cierto, que supone un contratiempo. Pero nos adaptamos. Nos dijimos que íbamos a ser más fuertes que cualquier otra cosa, y a tener éxito en el cine", declara la directora de cine, Catherine Corsini.

La película no está terminada todavía. Aún queda por grabar una escena más, al aire libre. El escenario elegido para ello es la ciudad de París. Una vez que se haya grabado la escena, se prodecedrá al montaje final y tras ello, quién sabe si a la presentación en un gran festival de cine y a su estreno en la 'gran pantalla' en 2021.