Última hora
This content is not available in your region

El Ejército australiano reconoce y pide perdón a Afganistán por crímenes de guerra

El Ejército australiano reconoce y pide perdón a Afganistán por crímenes de guerra
Derechos de autor  Mick Tsikas/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Conmoción en Australia tras hacerse público un informe sobre crímenes de guerra perpetrados por sus soldados en Afganistán. La investigación, que fue llevada a cabo por el propio Ejército australiano, concluye que al menos 39 civiles afganos fueron asesinados entre los años 2005 y 2016 por miembros de las fuerzas de élite que fueron enviadas en el marco de la misión de seguridad internacional liderada por Estados Unidos.

Estos crímenes no se produjeron "bajo presión en el fragor de la batalla" sino por asuntos tan banales como rituales de iniciación. Avergonzado, el Jefe de las Fuerzas de Defensa australianas, Angus Campbell, se ha dirigido a Afganistán en estos términos:

"Al pueblo de Afganistán, en nombre de las Fuerzas de Defensa de Australia, pido disculpas sinceramente y sin reservas por cualquier maldad de los soldados australianos. En este contexto, es evidente que algunas patrullas se tomaron la justicia por su mano. Violaron las reglas, se inventaron historias, contaron mentiras y mataron a prisioneros", explicó.

El informe ha tardado cuatro años en completarse y ver la luz, una eternidad para muchos afganos que reclamaban justicia:

"Fui torturado, y no se me permitió dormir cuando fui arrestado. Si lo hacía, un soldado me pateaba la cabeza para que me despertara", recuerda Abdul Manan, un jefe tribal de 58 años.

"Queremos un juicio justo, testificar, porque fueron muy crueles. Debemos estar presentes en el juicio", opinaba un vecino de Tarin Kot, la localidad afgana en la que tenían su base los soldados australianos.

El Ejército acepta todas las conclusiones del informe, que recomienda investigar en profundidad a 19 soldados australianos.