Última hora
This content is not available in your region

Micheál Martin, primer ministro de Irlanda: La ley de mercados del Reino Unido erosionó la confianza

euronews_icons_loading
Micheál Martin, primer ministro de Irlanda: La ley de mercados del Reino Unido erosionó la confianza
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Durante cuatro años, el brexit ha dominado Europa, pero en las próximas semanas se espera que finalmente se pueda negociar un acuerdo sobre la futura relación Unión Europea-Reino Unido.

¿A qué precio? ¿Qué pasa si las conversaciones fracasan? Euronews ha entrevistado al primer ministro irlandés Micheál Martin que nosresponde desde su despacho en Dublín.

- Shona Murray, Euronews: Creo que podemos decir que las conversaciones están en tiempo de descuento. ¿Cuánto tiempo va a negociar la UE?

- Michel Martin.: Bueno, a veces puede llegarse a un buen resultado en tiempo de descuento. Y creo que es importante, dada la enormidad de los problemas, la enormidad de las implicaciones de la falta de acuerdo.

Permítame decir, en términos de la economía del Reino Unido, de Irlanda y de Europa, que debemos usar todo el tiempo disponible para llegar a un acuerdo. Porque, y lo digo sin rodeos, creo que un no acuerdo sería muy perjudicial para nuestra economía, para la economía del Reino Unido y, de hecho, también para Europa. Los políticos tienen un compromiso con las personas que representan.

- Euronews: Ya casi estamos en ese punto en el que no será posible que cada estado miembro quizás ratifique el acuerdo, y que el parlamento tenga voz sobre el acuerdo. Entonces, ¿qué pasará si demora una semana más o menos? ¿Habrá una situación puente? ¿Podría aplicarse el acuerdo de antes de la ratificación en enero? ¿Qué podría pasar?

- M.M.: Bueno, nuestro enfoque inmediato, obviamente, es tratar de asegurarnos de que la UE y el Reino Unido puedan llegar a un acuerdo que sea satisfactorio en términos de una futura relación. Europa tiene capacidad de desarrollar procedimientos de ratificación adecuados. Reconozco que el tiempo se acaba. Pero sí creo que con cierto grado de creatividad, podemos facilitar la ratificación de un acuerdo, tal vez por etapas. Pero creo que es un problema que podemos resolver satisfactoriamente una vez que logremos un acuerdo.

- Euronews: Así que las cuestiones pendientes siguen siendo por supuesto, la pesca, donde ha habido muy pocos avances desde marzo en este tema; y la igualdad de condiciones, las subvenciones estatales y la gobernanza. ¿Puede decirnos dónde se encuentran en esta etapa y qué es lo que no ha podido cerrar el desacuerdo?

- M.M.: Creo que todos nos damos cuenta de los temores de ambas partes en cuanto a que una obtenga una ventaja sobre la otra en relación con la aplicación de ayudas estatales. Pero sí creo que hay una zona de convergencia en el campo de juego, que luego conduce a un mecanismo de resolución de disputas que permitiría a ambas partes reaccionar si una de ellas estuviera socavando y violando el acuerdo. Creo que detrás de todo esto hay una necesidad de confianza y de reconstruir la confianza entre la Unión Europea y el Reino Unido. Sobre la base de una sólida confianza, la futura relación entre el Reino Unido y Europa puede funcionar mejor.

- Euronews: ¿Qué tan gravemente ha quedado dañada esa confianza durante los últimos cuatro años de negociaciones? y lo más importante: la factura de los mercados internos si se aprueba. ¿Violaría el protocolo irlandés?

- M.M.: Bueno, creo que la ley de mercados internos del Reino Unido erosionó la confianza. Dicho esto, creo que la respuesta mesurada de la Unión Europea ha sido importante aquí en términos de resolver las cosas y mantener el enfoque en la esencia de las negociaciones en sí mismas, en torno a la futura relación comercial. Porque si se puede arreglar una relación comercial futura, eso debería neutralizar las cláusulas ofensivas en la ley del mercado interno del Reino Unido y no necesitaría su reintroducción. Así que creo que se ha manejado de forma mesurada y adecuada, dada la enormidad de lo que está en juego en el Brexit para tanta gente.

- Euronews: Nos está diciendo que esas cláusulas quedarían anuladas por un acuerdo comercial. Sin embargo, el Reino Unido dice que pase lo que pase, no eliminarán esas cláusulas. Y eso es lo que dice la UE. Es un requisito previo. ¿No es así? Quiero decir, el Reino Unido es bastante tajante al decir que NO revocará esa parte de la legislación.

- M.M.: Sí, creo que tenemos que ir paso a paso. También quisiera señalar que la Cámara de los Lores del Reino Unido ha emitido un veredicto que no deja lugar a dudas sobre las cláusulas infractoras y sobre el proyecto de ley del mercado interior. Y el proyecto de ley en sí ha tenido un viaje muy accidentado hasta ahora, no obstante, incluso en el contexto de Escocia, por ejemplo, y Gales y en la reciente reunión del British Irish Council, eso quedó muy claro.

Pero dejando eso a un lado, creo que si la esencia del acuerdo es que tenemos una relación comercial futura muy viable con el Reino Unido, creo que se pueden derivar muchas cosas de eso.

Y los temores y las declaraciones hechas por el Reino Unido claramente no se materializarán si existe un acuerdo comercial con Europa. Así que creo que esas dos secciones pueden desaparecer.

- Euronews: Pasamos a otras cuestiones en Europa. En julio, se produjo ese acuerdo sin precedentes para el acuerdo del presupuesto de la UE y el fondo de rescate de setecientos cincuenta mil millones de euros. Ahora hay dos países que se oponen a ello; que están obstaculizando su marcha cuando hay muchos Estados miembros que realmente necesitan acceder a ese dinero. ¿Cuál es su opinión sobre las iniciativas de Hungría y Polonia de la semana pasada?

- M.M.: Estoy muy, muy decepcionado con ese cambio. Creo que es injustificado. Este es un paquete financiero muy importante. Fue un avance histórico en términos de mutualización de la deuda con todos los estados de la UE trabajando juntos para recaudar dinero en los mercados. Y verlo ralentizado o retenido debido a que dos estados miembros tienen dificultades con el acuerdo alcanzado entre el parlamento y el consejo - sobre el estado de derecho - es muy lamentable.

- Euronews: Hablando de esos países concretamente: el hecho es que están obstaculizando que los estados miembros accedan a ese dinero. El hecho de que persigan democracias antiliberales, que disminuyan los derechos de las personas LGBT, de los refugiados. En Hungría, el gobierno expulsó a una universidad. Ambos infringen sistemáticamente el estado de derecho y tan solo se les pide que respeten el estado de derecho básico. Hablando de esos dos países. ¿Cual es su posición?

- M.M.: Bueno, mi posición es que deberían retirar sus objeciones a este paquete económico y facilitar el acceso al dinero a los estados miembros.

Creo que el tratado está ahí para abordar el socavamiento de los valores fundamentales de la UE. Tengo una gran preocupación con respecto a la actitud de los estados miembros, particularmente de Polonia, por ejemplo en relación con las cuestiones LGBT +. Y eso no es aceptable para muchos en Irlanda, refiriéndonos ese tema. Y en términos más generales, diría, sin embargo, que existen mecanismos dentro del tratado en los que se debe abordar cualquier socavamiento de los valores de la UE.

Y en mi opinión, dada la gravedad de la crisis provocada por el covid-19, es muy, muy importante que se eliminen estos obstáculos restantes. Y creo que también que dos Estados miembros (Hungría y Polonia) deberían tener en cuenta las opiniones genuinas de otros estados miembros sobre estos temas.

Fuentes adicionales • Voces en off: Enrique Barrueco y Carmen García