Última hora
This content is not available in your region

COVID-19: la incidencia en España es ya una de las más bajas de Europa

euronews_icons_loading
COVID-19: la incidencia en España es ya una de las más bajas de Europa
Derechos de autor  Ronald Zak/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

En la Puerta del Sol de Madrid cada 31 de diciembre miles de personas celebran la llegada del Año Nuevo. Sin embargo, esta Nochevieja estará vacía, al cancelar las autoridades regionales la tradicional fiesta.

Pese a esta mala noticia, llegan datos positivos. Por primera vez desde septiembre, en España se han registrado menos de 231 casos de COVID-19 por cada 100.000 habitantes. Con más de 46.000 muertos, según cifras oficiales, y más de 1,6 millones de contagios, España tiene previsto vacunar a entre 15 y 20 millones de personas hasta junio.

En las últimas 24 horas ha habido 8.745 nuevos contagios y 214 fallecidos.

El Reino Unido pendiente del inicio de la vacunación

En el Reino Unido, el Gobierno "confía" en tener la semana que viene 800.000 dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech, casi un año después de que apareciera el nuevo coronavirus en la ciudad china de Wuhan.

Este viernes, se han contabilizado 16.298 nuevos casos y 504 muertes.

Salvo en el noreste, el porcentaje de positivos en los test ha disminuido en todas las regiones del país. Pero los expertos avisan de que las vacunas son solo una parte de la solución. La percepción de que la pandemia tiene las horas contadas es errónea.

"Las vacunas no equivalen a cero COVID. Las vacunas y la vacunación añadirán una herramienta muy poderosa al conjunto de herramientas que ya tenemos, pero no harán el trabajo por sí solas", ha declarado Michael Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Malos datos en Hungría

Algunos países pueden confirmar que el virus está muy lejos de desaparecer. Como Hungría, que este viernes ha registrado 189 decesos, su peor dato desde el inicio de la pandemia. Tras tres semanas de confinamiento parcial, el Gobierno de Viktor Orbán anunciará el lunes las medidas para las fiestas navideñas más atípicas que se recuerdan.