Última hora
This content is not available in your region

Brexit | El Reino Unido acepta retirar la ley que violaba la ley internacional y enfurecía a la UE

euronews_icons_loading
El ministro Michael Gove saliendo del 10 de Downing Street este martes
El ministro Michael Gove saliendo del 10 de Downing Street este martes   -   Derechos de autor  Matt Dunham/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

El gobierno británico ha aceptado en principio retirar las cláusulas polémicas de la legislación sobre el Brexit que enfurecían a la UE.

Las medidas del proyecto de ley del mercado interior del Reino Unido habrían anulado partes del acuerdo de divorcio vinculante con la UE en relación a los acuerdos comerciales para Irlanda del Norte, violando el derecho internacional.

La noticia se produjo en un anuncio conjunto del Ministro Principal del Reino Unido, Michael Gove, y el Vicepresidente de la Comisión Europea, Maroes Šefčovič, copresidentes del Comité Mixto que supervisa la aplicación del acuerdo de salida en relación con Irlanda del Norte.

Esta jugada parece ser un órdago del Gobierno de Boris Johnson, que está encallado en las negociaciones por alcanzar un último acuerdo sobre el comercio y las futuras relaciones con la UE antes de que el período de transición posterior a la salida expire a finales de año.

El plan de ignorar de partes del acuerdo de divorcio era un enorme obstáculo en esas negociaciones comerciales separadas que habían agriado las relaciones con la UE y con Irlanda en particular.

Johnson recuerda que la situación sigue "muy difícil"

Sin embargo sobre el tema más importante de un acuerdo comercial, Johnson dijo "la situación en este momento es muy, muy difícil".

"Pero la esperanza es eterna. Haré lo mejor que pueda para resolverlo, si podemos", dijo mientras se prepara para ir a Bruselas a finales de esta semana para reunirse con la jefa de la Comisión Ursula von der Leyen.

El ministro alemán de Asuntos Europeos, Michael Roth, dijo que se necesitaba "voluntad política en Londres" para asegurar un acuerdo.

"Nuestra futura relación se basa en la confianza y la seguridad. Es precisamente esta confianza la que está en juego en nuestras negociaciones en este momento", dijo Roth, cuyo país ocupa actualmente la presidencia rotativa de la UE.

Me complace anunciar el acuerdo de principio sobre todas las cuestiones en el Comité Conjunto del Acuerdo de Retirada entre el Reino Unido y la UE. Gracias a @MarosSefcovic y su equipo por su enfoque constructivo y pragmático.

Mañana pondré al día al Parlamento.

En su declaración, Gove y Šefčovič dijeron que se había llegado a un acuerdo sobre todas las cuestiones relacionadas con el Protocolo de Irlanda del Norte, parte del Acuerdo de Retirada vinculante que estableció los términos de la salida del Reino Unido de la UE el pasado mes de enero.

"En vista de estas soluciones mutuamente acordadas, el Reino Unido retirará las cláusulas 44, 45 y 47 del proyecto de ley del mercado interior del Reino Unido, y no introducirá ninguna disposición similar en el proyecto de ley de impuestos", dijeron.

En virtud del acuerdo de divorcio, Irlanda del Norte seguirá estando sujeta a algunas normas de la UE una vez finalizado el período de transición posterior a la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio, a fin de mantener una frontera terrestre abierta con la República de Irlanda.

Esto efectivamente crea una división regulatoria en el Mar de Irlanda entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Sin embargo, el proyecto de ley sobre el mercado interior del Gobierno del Reino Unido habría dado a los ministros del Reino Unido facultades para anular algunas disposiciones del tratado relativas a la burocracia fronteriza y a las normas de ayuda estatal.

Los organismos de comercio de Irlanda del Norte han advertido que las empresas no tienen suficiente tiempo para prepararse para los nuevos acuerdos fronterizos que entrarán en vigor a partir del 1 de enero.

Un poco de esperanza en una negociación eternamente complicada

El desarrollo del martes debería mejorar la atmósfera entre Londres y Bruselas, ya que las conversaciones sobre un acuerdo comercial y la futura relación parece que se van al garete.

Los obstáculos para un acuerdo siguen siendo los mismos, con importantes lagunas en cuanto a los derechos de pesca, las normas de competencia y un sistema para hacer cumplir un acuerdo.

El Reino Unido ya había insinuado que retiraría sus polémicas medidas planeadas para conseguir el acuerdo de divorcio en caso de que se llegara a un acuerdo comercial.

Eso llevó al Ministro de Asuntos Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, a comentar el lunes: "Simplemente están retirando algo que, en opinión de la UE, nunca debería haber estado sobre la mesa."

En una declaración posterior el martes, Coveney dijo que la retirada del Reino Unido del controvertido plan era "de particular importancia". También acogió con beneplácito la noticia de que se había llegado a un acuerdo de principio sobre todas las cuestiones pendientes sobre la aplicación de las medidas del acuerdo de divorcio para Irlanda e Irlanda del Norte.

"Espero que esto también pueda proporcionar parte del impulso positivo necesario para infundir confianza y permitir el progreso en el contexto más amplio de las futuras negociaciones de la relación".

Fuentes adicionales • Locución: Ana Valiente