Última hora
This content is not available in your region

Navidades confinadas en parte de Europa

euronews_icons_loading
Navidades confinadas en parte de Europa
Derechos de autor  Peter Dejong/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Los Países Bajos siguen los pasos de Alemania o Dinamarca, e imponen un confinamiento duro, de cinco semanas, justo antes de Navidad.

El primer ministro, Mark Rutte, ha anunciado el cierre de guardería, escuelas, comercios no esenciales, gimnasios y museos hasta el 19 de enero.

En Italia, con casi 500 fallecidos el último día y con el triste récord de ser el país de Europa con más muertos (más de 65.000), el Gobierno baraja imponer nuevas restricciones: como adelantar el toque de queda, que ahora es hasta las diez de la noche, o imponer un confinamiento nacional en los días festivos de la Navidad.

En el Reino Unido, Londres y zonas de los condados de Essex y Hertfordshire pasan al nivel máximo de restricciones. A partir del miércoles deberán cerrar bares y restaurantes, salvo para entregas a domicilio.

El ministro de Sanidad asegura que en algunas zonas las infecciones por COVID-19 se duplican cada semana. También advierte de que el Gobierno está tomando precauciones ante una nueva variante del virus.

"También identificamos una nueva variante de este virus, que puede estar asociada con la propagación más rápida en algunas áreas. Ahora tratamos con esta variante como lo hacemos con todas las demás. (...) La vacuna la están poniendo médicos de cabecera en Inglaterra y también en residencias de ancianos en Escocia. La ayuda está en camino, pero todavía no estamos ahí", declaraba Matt Hancock, ministro de Sanidad del Reino Unido.

Finlandia y Noruega han ofrecido asistencia médica a Suecia, ya que la capacidad de las unidades de cuidados intensivos de su vecino alcanzó el 99% esta semana. La presión sobre los profesionales sanitarios ha llevado a que unos 500 abandonen su trabajo cada mes.

En Francia, de nuevo manifestaciones de comerciantes, restauradores y hoteleros, cuyos establecimnientos permanecerán cerrados al menos hasta el 20 de enero. Este martes comienza una nueva fase de desconfinamiento: con libertad para moverse durante el día y retorno de las actividades deportivas para los menores. Pero, al mismo tiempo, se impone un toque de queda a partir de las ocho de la tarde, que regirá incluso en Nochevieja.