Última hora
This content is not available in your region

Esperanza entre los pescadores británicos de mejores capturas tras el Brexit

euronews_icons_loading
Esperanza entre los pescadores británicos de mejores capturas tras el Brexit
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Hoy ha habido buena pesca. Pero más de la mitad de las lubinas que han caído en la red esta mañana de uno de los barcos pesqueros de la ciudad de Brixham, en el condado de Davon, no acabarán en el plato de un comensal.

"Si tienes veinte, treinta o cuarenta cajas de lubina perfectamente comercializables te parte el corazón tener que devolverlas al mar", lamenta Simon Driver, uno de los pescadores del barco.

El patrón Dave Driver, hermano de Simon, pertenece a una familia pescadores de Devon. La pesca es el sustento fundamental para la gente de la ciudad de Brixham. Dave, de 60 años, emplea hoy a la mitad de la gente que empleaba en 1978. La culpa, según él, la tiene la Unión Europea.

"Se han quedado con gan parte de nuestras aguas, ¡ el 75%?! Mi cuota de bacalao este mes es de 30 kilos... la cuota francesa es probablemente una tonelada al mes. Tenemos que devolver el pescado, preferimos traerlo e incluso regalarlo. Pero no se nos permite traerlo", explica Simon.

Las flotas con base en la UE capturan hasta ocho veces más pescado en las aguas del Reino Unido que los pescadores británicos en las aguas de la UE, según datos del Gobierno británico. Por eso el Brexit obtuvo tanto apoyo en las ciudades costeras británicas.

Pero el 70% de todo lo que se pesca y se vende en la lonja de Brixham lo compran los europeos, se podría pensar que algunos están preocupados por esto, pero no es el caso. James Wals es pescadero en la ciudad: "Estamos entusiasmados con esto... con la libertad de pescar en nuestras propias aguas. Y no ser amenazados por los monarcas y los burócratas de la UE. Sólo reclamamos lo que es nuestro."

El acuerdo alcanzado significa que el valor de los peces capturados por la UE en aguas del Reino Unido se reducirá en una cuarta parte. El recorte se introducirá gradualmente a lo largo de un período de transición de cinco años y medio - una vez terminado - el Reino Unido controlará totalmente el acceso a sus aguas y podría hacer recortes más profundos si decide excluir a los pesqueros de la UE. Nadie puede estar seguro de lo que deparará el futuro.

"Creo que habrá bastante lío, nadie previó lo difícil que sería llegar a un acuerdo con el resto de Europa", afirma Drez McLeod, capitán de barco.

Aunque muchos en Brixham están firmemente a favor de dejar la UE, no habrá celebraciones cuando caiga el telón de la era de la UE en el Reino Unido. Hay demasiada incertidumbre para tentar al destino.