Última hora
This content is not available in your region

Italia | Salvini acusado de "secuestro" y "abandono del deber" por su bloqueo a la ONG Open Arms

Por Blanca Castro con Agencia EFE
euronews_icons_loading
Italia | Salvini acusado de "secuestro" y "abandono del deber" por su bloqueo a la ONG Open Arms
Derechos de autor  ALBERTO PIZZOLI/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

La audiencia preliminar contra el exministro del Interior italiano Mateo Salvini seguirá el 14 de enero.

Salvini se presenta ante la justicia de su país por haber bloqueado la entrada a más de un centenar de migrantes a bordo del barco humanitario Open Arms, en agosto de 2019.

La postergación de la audiencia se debe a que el juez, Lorenzo Jannelli, ha admitido la petición de una serie de pruebas por parte de su defensa.

"Open Arms decía no a un desembarco en Malta, decía no a un puerto español. Decía no a un segundo puerto español, a la propuesta del Gobierno de España de enviar a Italia un barco militar que tomara a los migrantes y se los llevara . La embarcación Open Arms puso en peligro la vida de los 147 migrantes a bordo", declaró el líder del partido Liga Norte, y agregó que volvería a tomar la "misma decisión" (el bloqueo de ingreso) cuando "regrese al Gobierno".

El político ultraderechista está acusado de secuestro y abandono del deber al negarle el desembarco al barco de la ONG española por tres semanas.

La defensa señala que "no le correspondía a Italia indicar un puerto seguro" porque los migrantes habían sido "rescatados en aguas libias y maltesas por un barco que enarbolaba bandera española". Y que Italia, en cualquier caso, no rechazó brindar asistencia a los migrantes y que de hecho fueron desembarcados los menores.

Cronología de una odisea

En agosto de 2019, el entonces ministro del Interior negó durante 21 días el desembarco en la isla de Lampedusa (la isla más al sur de Italia) a cerca de 160 migrantes que habían sido rescatados en el mar por el buque de la ONG española.

Al final solo quedaban a bordo menos de 90 tras un goteo de evacuaciones parciales por motivos médicos y el lanzamiento al mar de varias decenas de ellos fruto de la desesperación.

Solo en los tres días finales, cuando el barco estuvo fondeado a solo 800 metros del puerto de Lampedusa, casi una veintena de migrantes se lanzaron por la borda y llegaron al puerto o fueron rescatados.

La primera oferta del Gobierno español para abrir un puerto a estos migrantes llegó tras 17 días de odisea, pero el Open Arms se negó a poner rumbo a los puertos de Algeciras y Mahón.

Con los migrantes hacinados en cubierta en duras condiciones, alegaban motivos de seguridad, falta de instalaciones y el mal estado físico y psíquico de los rescatados, así como el cansancio de la tripulación y los voluntarios por la larga crisis.

Madrid envió al buque "Audaz" de la Armada española para hacerse cargo de los migrantes y escoltar al "Open Arms" hasta el puerto de Mallorca.

Pero finalmente en la noche del 20 de agosto la Fiscalía permitió el desembarco en Lampedusa de los 83 inmigrantes que quedaban a bordo, poniendo fin a la odisea. El fiscal de Agrigento tomó la decisión después de subir a bordo de la nave española acompañado de varios médicos para verificar el estado de los migrantes y la situación que reinaba a bordo.