Última hora
This content is not available in your region

Bruselas acuerda que los Estados miembros puedan restringir puntualmente la movilidad fronteriza

euronews_icons_loading
La presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.
La presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.   -   Derechos de autor  Olivier Hoslet /AP
Tamaño de texto Aa Aa

Después de una larga jornada de reuniones telemáticas, los países de la Unión Europea (UE) han acordado que cada estado miembro podrá restringir la movilidad en sus fronteras internas si la situación sanitaria lo requiere. Esta decisión también aplica para las fronteras externas de la UE.

Sin embargo, este control fronterizo no afectará la libre circulación dentro del espacio Schengen. Un compromiso de los miembros del bloque comunitario para mantener el buen funcionamiento del mercado interior.

La decisión conjunta llega tras la creciente preocupación sobre la expansión de las nuevas variantes de la COVID-19.

También acordaron reforzar la capacidad de diagnóstico de la Covid-19 con los test de antígenos, más baratos y rápidos que las PCR pero menos fiables, y se dotaron de un marco común para el reconocimiento de esas pruebas en el conjunto de la UE.

"Se trata de una herramienta fundamental para ayudar a mitigar la propagación del virus y contribuir al buen funcionamiento del mercado interior", informó este jueves el Consejo de la UE en un comunicado, en el que precisa que las PCR siguen considerándose el mejor recurso de diagnóstico en general.

La decisión, adoptada por los embajadores de los Veintisiete el miércoles "por unanimidad", se dio a conocer durante la teleconferencia sobre la situación de la pandemia en la UE que celebran los líderes de los Veintisiete y de las instituciones comunitarias.

El texto, que no es jurídicamente vinculante, pide a los Gobiernos "dar prioridad al uso de pruebas rápidas de antígenos en caso de disponer de capacidades limitadas de pruebas de amplificación de ácidos nucleicos" para las PCR.

También "cuando se prolongue el tiempo de obtención del resultado de manera que las pruebas dejen de tener utilidad clínica" pues "reduciría el impacto de los esfuerzos de rastreo de contactos".

Son recomendables también en pacientes asintomáticos, contactos de casos confirmados, para una agregación de casos que permita una detección temprana y aislamiento de pacientes, en zonas de alto riesgo y entornos cerrados como hospitales y en situaciones donde la tasa de positividad sea superior al 10 % de las PCR practicadas.

Los test deberían de llevarlos a cabo "personal sanitario cualificado u otros técnicos debidamente formados" y, eventualmente y si la investigación demuestra su efectividad, también "se podría considerar la posibilidad de que se realice un autodiagnóstico", agrega el texto.

"El reconocimiento mutuo de los resultados de las pruebas de infección por SARS-CoV2 transmitidos por organismos sanitarios certificados es fundamental para facilitar el movimiento transfronterizo, el rastreo y el tratamiento de los contactos transfronterizos", agregó el Consejo.

Según la recomendación adoptada, se creará "una lista común" de test rápidos de antígenos y una plataforma digital para "el intercambio de un conjunto estandarizado de datos" entre Estados miembros.

Esa lista será "lo suficientemente flexible para agregar o eliminar aquellas pruebas cuya eficacia se ve afectada por mutaciones de la Covid-19", añadió el Consejo de la UE, institución que representa a los Estados miembros.

Asimismo, se indicará en qué situaciones está específicamente recomendado recurrir a esos test, por ejemplo, contactos de casos confirmados, grupos de brotes.

La aprobación de la recomendación responde a la petición de los jefes de Estado y de Gobierno de la UE en el Consejo Europeo del pasado diciembre. Los líderes analizaron entonces una propuesta previa de la Comisión Europea que definía qué fiabilidad mínima debían tener esos test y en qué situaciones conviene aplicarlos, en línea con el texto aprobado por los Veintisiete.