Última hora
This content is not available in your region

El efecto 'Gambito de Dama' desborda a una empresa de tableros de Barcelona

Access to the comments Comentarios
Por Cristina Giner
euronews_icons_loading
David Ferrer, dueño de la empresa que fabrica los tableros de ajedrez de la serie de Gambito de Dama
David Ferrer, dueño de la empresa que fabrica los tableros de ajedrez de la serie de Gambito de Dama   -   Derechos de autor  Cristina Giner
Tamaño de texto Aa Aa

Ha sido una jugada rápida e inesperada como las de Beth Harmon, la protagonista de la miniserie de Gambito de Dama. Un éxito abrumador que está desbordando a la empresa catalana Rechapados Ferrer, los fabricantes del 80% de los tableros de ajedrez de la popular serie de Netflix.

Al igual que los contrincantes de la diosa del ajedrez, David Ferrer, al frente de la empresa de rechapados, y su equipo no vieron venir el movimiento ganador.

"Durante el confinamiento empezaron a aumentar los pedidos, pensamos que era porque la gente estaba mucho tiempo en casa con juegos de mesa hasta que unos de los empleados vio el tráiler de la serie y reconoció nuestros tableros”, cuenta David Ferrer frente a esta empresa fundada por su abuelo en los años cincuenta en La Garriga, un pueblo situado a unos 30 kilómetros de Barcelona.

“Pensamos que una serie de ajedrez no tendría mucho éxito y resulta que se ha convertido en la serie del año”, confiesa.

"Nos enteramos de que eran nuestros tableros por un trabajador de la empresa que los reconoció en el tráiler de la serie"

Rechapados Ferrer sigue siendo una empresa familiar con 14 trabajadores que ahora corren por el taller entre eufóricos y agotados intentado reordenar la producción para dar respuesta a la ingente demanda.

Sus pedidos han pasado de 20.000 unidades al año a 40.000 en solo tres meses. “No damos abasto, estamos desbordados. Hemos tenido que limitar los pedidos de los clientes y estamos reorganizándonos para poder llegar a entregar todos los pedidos en plazo”, reconoce Ferrer. Filósofo, también explica que, aunque ahora todo vaya viento en popa con el impulso de la serie no se sabe lo que puede deparar el futuro.

Hasta ahora pocos se habían planteado cómo se elabora un tablero de ajedrez. Se trata de una producción artesanal. Los “artesanos” cosen y cortan manualmente finas tiras de madera laminada para configurar el terreno de juego en cuadrados. Otros encolan y enmarcan los tableros. Luego están los controles de calidad y el empaquetado a mano. “Formar a alguien para que sepa hacer todo el proceso nos llevaría unos dos años” dice Ferrer.

Cristina Giner
Trabajadores de la Rechapados Ferrer elaborando tableros de ajedrezCristina Giner

La pandemia, Netflix y los juegos de mesa

En la crisis de 2008 estuvieron a punto de cerrar la fábrica pero con la pandemia la situación es muy diferente: los rechapados y los tableros están auge. La clave del boom, analiza David, es que la gente estaba metida en casa viendo series de Netflix y jugando a juegos de mesa. “Además con el confinamiento la gente se ha puesto a arreglar sus casas”. Su negocio principal son los rechapados, el 55% hasta ahora, frente al 45% de los tableros. Este año esperan que los porcentajes se inviertan gracias al tirón de la serie.

Ferrer, tercera generación al frente de la empresa, nos enseña el tablero ribeteado que utilizaron para la gran final de la serie Gambito de Dama en Moscú. Corrobora que Netflix no se ha puesto en contacto con ellos en ningún momento. “Este tablero se lo vendimos a un cliente alemán”.

Cristina Giner
Formar a un nuevo empleado en todo el proceso llevaría dos añosCristina Giner

Con una clientela muy consolidada desde hace años, la fábrica no vende directamente a particulares pero la fiebre por el ajedrez ha llegado tan lejos que algunos se acercan hasta La Garriga a ver si pueden lograr el preciado trofeo: tableros “aunque sean defectuosos”.

Fue el abuelo de David Ferrer quien puso en marcha el negocio de rechapados en los años 50. Un buen cliente le pidió un tablero de madera a medida para unas fichas sueltas que había comprado. Así empezaron a fabricar tableros a medida con tanto esmero y calidad que se utilizan no solo en la popular serie sino también en el Campeonato del Mundo de este deporte.