Última hora
This content is not available in your region

La UE controlará a quién venden las farmacéuticas europeas sus vacunas

euronews_icons_loading
La UE controlará a quién venden las farmacéuticas europeas sus vacunas
Derechos de autor  Kenzo Tribouillard/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

La Comisión Europea quiere imponer controles de exportación para las entregas de vacunas que salgan del bloque, tras el agravamiento del conflicto con la farmacéutica AstraZeneca. Bruselas ha afirmado que las farmacéuticas tendrán que informar dónde se exportan las dosis. Y en caso de que no respeten los contratos, podrán bloquearse.

"Lo que queremos asegurar es que tengamos esta información, este nivel de transparencia a partir de ahora y en el futuro. Es muy importante. Y no puedo dejar de insistir en el hecho de que la Comisión ha invertido grandes cantidades en el desarrollo y la producción de las vacunas, y esto se hizo así para garantizar que tras la autorización de la vacuna, ésta se entregase rápidamente a los ciudadanos de la UE y los de otros países, por supuesto”, declaraba la Comisaria Europea de Salud, Stella Kyrakides.

Hace una semana, AstraZeneca comunicaba a la UE que entregaría un 60% menos de dosis en el primer trimestre de este año. La empresa alegaba problemas de producción, pero Bruselas sospecha que las entregas se están desviando al Reino Unido. La Comisión Europea quiere asegurarse de que las vacunas que se prometieron permanezcan en la UE, ya que AstraZeneca tiene plantas de producción a ambos lados del Canal.

La tensión casi puede palparse pero según los expertos, nadie quiere disputas en medio de una pandemia internacional.

"Si empiezas a interrumpir este tipo de cadenas de suministro, acabarás teniendo pérdidas. Así que realmente nadie de la producción, dado que estas cadenas de suministro son muy delicadas y están operando a través de las fronteras, está interesado en crear una guerra de vacunas en ambos lados", señala Guntram Wolff, Director del think tank Bruegel.

De momento, la lucha sigue siendo entre Bruselas y los fabricantes de vacunas. Pero si la UE empieza a bloquear las exportaciones de vacunas, puede surgir una disputa diplomática mayor.