Última hora
This content is not available in your region

ITALIA | Comienza la era Draghi: un Gobierno nacido para gastar

euronews_icons_loading
El primer ministro italiano, Mario Draghi, a su llegada al Palacio Chigi el pasado sábado.
El primer ministro italiano, Mario Draghi, a su llegada al Palacio Chigi el pasado sábado.   -   Derechos de autor  Alberto Pizzoli/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Por cuarta vez en tres décadas, Italia cierra filas en torno a un tecnócrata para salir del atolladero político. El expresidente del Banco Central Europeo Mario Draghi presentó el sábado su Ejecutivo al presidente de la República, Sergio Mattarella, una suerte de Gobierno de unidad nacional con la Economía, la Justicia y otros ministerios clave en manos de tecnócratas, pero que también da cabida a los políticos.

En una ceremonia celebrada en el palacio del Quirinal, juraron el cargo ante Mattarella 15 políticos y 8 tecnócratas. Estos últimos han sido elegidos entre destacados líderes y figuras empresariales de gran prestigio, como Daniele Franco, el director general del Banco de Italia, que ha sido nombrado nuevo ministro de finanzas. Su principal misión será sacar al país de la gravísima crisis económica en la que se ha sumido tras el estallido de la pandemia. Para ello el Gobierno Draghi contará con un poderoso arsenal: el plan europeo para reflotar las economías más dañadas en el último año.

Algunos de los ministerios en manos de los políticos no tienen cartera, otros tienen mayor relevancia. Forza Italia, del ex primer ministro Silvio Berlusconi, vuelve al Gobierno por primera vez desde 2012 con tres ministerios. El mismo número de carteras tienen el Partido Democrático y La Liga, de Matteo Salvini. El líder del Movimiento Cinco Estrellas, Luigi Di Maio, continuará al frente de Exteriores.

Tras entregar una campanita a Mario Draghi como símbolo del traspaso de poderes, el ya ex primer ministro Giuseppe Conte abandonó entre aplausos el Palacio Chigi, la sede del Gobierno italiano. Inmediatamente después cruzó su umbral "Draghi el tecnócrata", el hombre que salvó el euro debe salvar a Italia con la receta más golosa para los políticos: la del gasto, más de 200.000 millones de euros procedentes del fondo de recuperación europeo. El miércoles comenzará el proceso de investidura en el Parlamento.