Última hora
This content is not available in your region

Otra noche de disturbios y violencia en Barcelona tras el encarcelamiento de Pablo Hasél

Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Furgoneta de la Guardia Urbana en llamas, tras recibir el impacto de un cóctel molotov
Furgoneta de la Guardia Urbana en llamas, tras recibir el impacto de un cóctel molotov   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Barcelona ha vivido su novena noche de disturbios tras el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél. La imagen más estremecedora fue la de una furgoneta de la Guardia Urbana en llamas, con un agente en su interior, después de que manifestantes lanzaran un cóctel molotov y material inflamable a los bajos del vehículo para avivar el fuego.

El episodio ocurrió ante la comisaría de la Guardia Urbana. El agente consiguió salir ileso.

Grupos violentos saquearon comercios en el centro de la ciudad, en concreto, una tienda Decathlon y otra de Zara. También destrozaron escaparates, sucursales bancarias, cajeros y mobiliario urbano. Trece personas fueron detenidas, entre ellas, una relacionada con el ataque contra la furgón.

Todo esto ha ocurrido en una nueva noche de protestas tras el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél, condenado por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona en los textos de sus canciones y en sus tuit.

Según los Mossos d'Esquadra, los destrozos fueron provocados por unas 250 o 300 personas, que actuaban en grupos organizados y volvieron a empañar una manifestación que había comenzado de forma pacífica.

La marcha, con alrededor de 4000 personas, recorrió el centro de Barcelona para denunciar la falta de libertad de expresión, la ley mordaza, así como los altos alquileres, entre otras reivindicaciones.