Última hora
This content is not available in your region

Amarga resaca de la afición bilbaína tras los incidentes callejeros en la final de la Copa del Rey

euronews_icons_loading
Imagen de los disturbios que se registraron en las calles de Bilbao.
Imagen de los disturbios que se registraron en las calles de Bilbao.   -   Derechos de autor  Cadena Ser
Tamaño de texto Aa Aa

Amarga resaca para la afición bilbaína y agrio quebradero de cabeza para las autoridades del País Vasco, en el norte de España, tras los incidentes que se registraron el sábado en las calles de Bilbao durante la final de la Copa del Rey. Violando las restricciones para frenar la pandemia, miles de jóvenes se reunieron para hacer botellón dando inicio a una fiesta multitudinaria fuera de todo control.

Sobre las seis de la tarde, tres horas antes del inicio de una final inédita entre el Athletic de Bilbao y la Real Sociedad, la Ertzaintza intentó sin éxito dispersar a la multitud. Las cargas policiales recibieron como respuesta una lluvia de piedras, botellas y sillas. En medio de una batalla campal en la que también se lanzaron bengalas y petardos, una joven recibió un botellazo en el oído y tuvo que ser llevada de urgencia al hospital. Las autoridades ordenaron a los agentes que se retiraran para evitar males mayores. Un joven se subió a un semáforo y se lanzó al vacío esperando que la multitud le hiciera un colchón... el batacazo fue estremecedor.

Lejos de allí, sin público, en el estadio sevillano de la Cartuja, el Athletic perdía por la mínima frente a la Real Sociedad en un derbi que debía ser histórico, pero que muchos recordarán por lo que pasó fuera del terreno de juego.