Última hora
This content is not available in your region

Francisco emprende su viaje más difícil, Irak

Access to the comments Comentarios
Por Giorgia Orlandi
euronews_icons_loading
Francisco emprende su viaje más difícil, Irak
Derechos de autor  Anmar Khalil/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

El primer viaje internacional del papa Francisco en 15 meses no podía llegar en peor momento. El fuerte aumento de los casos de covid en Irak es preocupante, pero el papa no ha querido cancelar su visita a un país de mayoría musulmana chií. El Vaticano ha tomado todas las precauciones sanitarias, pero la covid no es ni mucho menos su principal preocupación como explica la vaticanista, Franca Giansoldati:

"Es extremadamente arriesgado porque dentre de unos meses se celebrarán las elecciones generales y el clima político está caldeado y vuelve a haber atentados terroristas."

Durante la pandemia el papa ha restringido su actividad pública, y esta es la ocasión para volver a la escena mundial

"El papa no quiso cancelar el viaje pese a los consejos de su entorno de posponerlo hasta octubre cuando la situación en Irak fuera más estable, pero él estaba decidido a ir y creo que en parte es porque quiere dar su apoyo a la comunidad cristiana iraquí antes de las elecciones generales."- explica Franca Giansoldati.

El papa apoya abiertamente el esfuerzo interreligioso, ya en su viaje de 2019 a Abu Dabi se reunió con el jeque Ahmed Al Tayeb una autoridad de referencia mundial para los suníes. Ambos jefes religiosos firmaron un documento que alienta al diálogo entre el cristianismo y el islam.

Francisco espera que la visita a Irak donde se reunirá con el ayatolá Ali Al Sistani en Nayaf dé una oportunidad similar con los chiíes.

Franca Giansoldati: "Los chiíes irquíes han hecho saber a Bergolio que no quieren firmar documento alguno, quizás el papa esperaba que eso ocurriera, pero el hecho mismo de que hayan decidido reunirse con él es muy simbólico, sobre todo en Oriente Medio."

El papa espera que su presencia en un país devastado por años de guerra y que estuvo en gran parte bajo el dominio del autodenominado Estado Islámico, contribuya a animar a los cristianos iraquíes reconstruir Irak. Así lo ve Gabriele Iacovino, diretor del Centro de Estudios Internacionales, CESI:

"Marca un nuevo capítulo, el fin de la violencia sectaria como la ejercida por el EI contra las minorías yazidí y cristiana. Es un impulso a reanudar el diálogo entre todas estas comunidades iraquíes."

El papa celebrará un servicio interreligioso en el lugar mismo del nacimiento del profeta Abraham, reconocido como el padre de la fé en un único dios por judíos, cristianos y musulmanes.

Fuentes adicionales • Euronews Servicio italiano