Última hora
This content is not available in your region

Cuba | Los cubanos hacen cola para conseguir un empleo estatal

Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Cubanos ven los carteles con ofertas de empleo público
Cubanos ven los carteles con ofertas de empleo público   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

En Cuba, trabajar para el Estado vuelve a ser interesante. **Carlos Manuel es uno de los 127.000 cubanos que han acudido a las agencias estatales en los dos últimos meses en busca de un empleo.**

En realidad, él viene en busca del mismo empleo como profesor de boxeo que dejó hace cinco años porque el sueldo que recibía de 500 pesos, unos 20 dólares mensuales, no le daba para vivir. Sin embargo, ahora las cosas han cambiado y por el mismo puesto ganará 5.500 pesos, once veces más.

"Estoy muy contento porque estaba la oferta que vine a buscar", dice feliz de haber recuperado el empleo.

Reforma económica y hundimiento del turismo, el cóctel que ha cambiado el panorama

El empleo público vuelven a ser atractivo por varios factores. Uno de ellos es que la pandemia ha arrasado con el sector privado, en especial, el turismo, principal motor económico de la isla.

Otro, que el Gobierno ha llevado a cabo una compleja reforma que ha multiplicado por cinco el salario mínimo y, al mismo tiempo, recortado las ayudas y subvenciones. El objetivo, incitar a los cubanos a trabajar.

"Estoy aquí porque vine a buscar trabajo, he venido varias veces, pero ninguna de las ofertas que sacan tiene que ver con lo que yo estudié", explica una joven.

"La idea es trabajar, no importa si es [un trabajo] técnico, si es licenciado; es el interés de poder producir y aportar al país y además, dada la situación económica, tenemos también que trabajar. Es necesario", añade otra.

Antes de la pandemia, resultaba difícil resistirse a los atractivos del sector privado en pleno boom, los médicos se convertían en taxistas y los ingenieros, en guías turísticos.

Pero el maná ha dejado de caer y, para más inri, la reforma ha disparado los precios de bienes y servicios. Para pagarlos se necesita un trabajo aunque sea estatal.