Última hora
This content is not available in your region

Dinamarca, acusada de "sacrificar el futuro" de los niños sirios

Access to the comments Comentarios
Por Chantal Da Silva
Una mujer sostiene a un niño en medio de banderas sirias mientras se une a otras personas que protestan por los ataques contra el suburbio de Guta oriental
Una mujer sostiene a un niño en medio de banderas sirias mientras se une a otras personas que protestan por los ataques contra el suburbio de Guta oriental   -   Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

Las autoridades danesas han sido acusadas de poner en peligro el futuro de decenas de niños refugiados al amenazar con expulsarlos a Siria, a pesar de las advertencias de que no es seguro hacerlo.

En un comunicado publicado el miércoles, la organización de defensa de los derechos de los niños Save the Children se mostró "profundamente preocupada" al descubrir que al menos 70 niños refugiados corren el riesgo de ser devueltos a Siria.

Dinamarca desató la indignación tras anunciar sus planes de despojar a los refugiados sirios de Damasco de las protecciones temporales que les permitían permanecer en el país después de que las autoridades determinaran que era seguro que regresaran a casa.

Como resultado de la decisión, cientos de refugiados sirios de la región corren el riesgo de perder sus permisos de residencia, lo que probablemente les obligaría a regresar a un país que ha estado envuelto en un conflicto durante la última década.

Save the Children dijo tener conocimiento de al menos 70 niños que están a la espera de una decisión final sobre si pierden o no su derecho a permanecer en Dinamarca.

Si se confirman sus rechazos, ellos y sus familiares tendrían que hacer planes con las autoridades danesas para regresar a Siria o podrían ser recolocados en centros de salida por un período indefinido.

"Los niños corren el riesgo de tener que volver a un país del que apenas se acuerdan, un país que todavía no es seguro", dijo en un comunicado Anne Margrethe Rasmussen, representante de área de Save the Children en Dinamarca para la región de Oriente Medio y Norte de África (MENA).

"Los niños, que no tienen ninguna responsabilidad en el devastador conflicto de Siria, son de nuevo víctimas de una crisis creada por los adultos. Muchos de ellos nunca habrán conocido una Siria pacífica, sumida en el conflicto desde hace más de diez años", afirmó.

La mayoría de los niños "no ven el futuro" en Siria

De hecho, en una reciente campaña de investigación, Save the Children habló con más de 1.900 niños y cuidadores en Siria, Jordania, Líbano, Turquía y los Países Bajos, y descubrió que la "gran mayoría" de los niños decía no ver un futuro en Siria tras diez años de conflicto.

De los encuestados, el 86% de los niños sirios refugiados en los países mencionados dijeron que no querían volver al "país de sus padres".

Incluso entre los encuestados dentro de Siria, uno de cada tres dijo que prefería estar en otro lugar.

Si bien Rasmussen dijo que enviar a los niños a Siria pondría en riesgo su seguridad, también dijo que colocar a los niños en centros de salida en lo que calificó como un esfuerzo para "empujar a sus padres a abandonar el país" también "impactaría profundamente en su bienestar mental y desarrollo".

"Los niños sirios tienen derecho a sentirse seguros y no deben vivir con el temor de verse obligados a huir de nuevo", dijo.

En este punto, la directora de Respuesta a Siria de Save the Children, Sonia Khush, dijo que todavía es demasiado pronto para considerar segura "cualquier parte de Siria".

"Ese argumento no se ajusta a las normas internacionales y no refleja la realidad sobre el terreno. No tiene en cuenta los riesgos de detenciones arbitrarias y de estallidos de violencia. Ignora el hecho de que muchas casas están destruidas, el acceso a la educación es limitado, en el mejor de los casos, y el sistema sanitario está desbordado", dijo.

Retornos "voluntarios, seguros y dignos"

En una reciente declaración publicada por Human Rights Watch, expertos en la situación de Siria se sumaron a la condena de la decisión del Gobierno danés de eliminar las protecciones para los refugiados sirios de Damasco.

"Creemos que actualmente no existen las condiciones en ninguna parte de Siria para un retorno seguro y cualquier retorno debe ser voluntario, seguro y digno, como han declarado claramente la UE y ACNUR", dijo en su declaración la coalición de expertos, entre los que se encuentran Ammar Hamou, de Syria Direct, Bente Scheller, de la Fundación Heinrich Boell, Sara Kayyali, de Human Rights Watch, y Suhail al-Ghazi, investigador sirio y miembro no residente del Instituto Tahrir para la Política de Oriente Medio.

Pidieron a las autoridades danesas que siguieran la postura esbozada en la resolución del Parlamento Europeo del mes pasado, que recordaba a todos los Estados miembros que "Siria no es un país seguro para regresar".

"Dinamarca fue el primer país que firmó la Convención sobre los Refugiados en 1951. Ahora está sentando un peligroso precedente al dar efectivamente el primer paso para enviar a la gente de vuelta a un lugar que está lejos de ser seguro", dijo Khush.

"La mayoría de los niños sirios ni siquiera ven un futuro en el país", dijo. "En pocas palabras, Siria no está preparada para el regreso de los refugiados y la mayoría de los niños no quieren estar allí. Las autoridades danesas deberían escucharles".

Euronews se ha puesto en contacto con el Gobierno danés para pedirle comentarios.