Última hora
This content is not available in your region

Vuelven a Europa las marchas del Primero de Mayo

euronews_icons_loading
Vuelven a Europa las marchas del Primero de Mayo
Derechos de autor  أ ف ب
Tamaño de texto Aa Aa

Miles de franceses en la calle para celebrar el Primero de Mayo, pese a la lluvia y la pandemia.

En Lyon, han desfilado unas 3 000 personas, en una marcha no exenta de violencia. Cinco manifestantes han sido detenidos.

En las más de 300 marchas organizadas en todo el territorio francés se ha pedido trabajo, mejores salarios, una buena gestión de la crisis COVID-19 por parte del Gobierno y el fin de las restricciones de las libertades.

El secretario general de la CGT, Philippe Martinez, ha recordado que el año pasado hubo "mucha frustración", con un Primero de Mayo confinados, contento de retomar las "buenas costumbres".

Martinez ha pedido que los fondos asignados a las empresas se destinen a servicios públicos y empleo:

"Cueste lo que cueste, deben ir a los ciudadanos, los servicios públicos, hospitales, para aumentar los salarios y para mantener puestos de trabajo en nuestro país".

España

Las marchas del Día Internacional de los Trabajadores han vuelto también este año a España, con una limitación de participantes y con una inusual presencia de representantes del Gobierno.

A las reivindicaciones habituales, se suma la petición de protección de los derechos de los trabajadores en tiempos de pandemia.

"A nivel sanitarios, en general, todos los servicios esenciales, que se han considerado esenciales, a día de hoy están muy sobrecargados. Entonces, esto es algo que debería el empresario tener en cuenta", dice Vanesa Díaz, técnica de laboratorio.

Rusia

En Rusia, se prohibieron por segundo año consecutivo las celebraciones masivas, para evitar riesgos sanitarios. La mayoría de sindicatos y partidos realizaron mítines virtuales. Sin embargo, los comunistas se reunieron en la tumba del soldado desconocido, en Moscú.

Turquía

En Turquía, las manifestaciones del Día del Trabajador habían sido prohibidas debido al confinamiento.

En Estambul, decenas de manifestantes de izquierda que desafiaron la prohibición acabaron detenidos.