Última hora
This content is not available in your region

Once empleados compran una fábrica que iba a deslocalizarse fuera de Italia y salvan sus empleos

Access to the comments Comentarios
Por Beatriz Beiras  & Luca Palamara
euronews_icons_loading
Once empleados compran una fábrica que iba a deslocalizarse fuera de Italia y salvan sus empleos
Derechos de autor  euronews / Luca Palamara
Tamaño de texto Aa Aa

Esta pequeña fábrica de cerámica en Città di Castello, en la región de Umbría en el centro de Italia, iba a cerrar hace dos años, cuando el propietario decidió deslocalizarla al extranjero para encontrar mano de obra más barata en otro lugar.

Pero los empleados no se dejaron abatir y decidieron actuar.

Marco Brozzi es el Presidente de la cooperativa Ceramiche NOI:

"Todos los empresarios piensan en los beneficios, hasta el último céntimo. Piensan que la mano de obra en Italia es cara. Hemos conseguido que la gente entienda que la mano de obra es valiosa, que hay que transmitir ese valor al cliente e incluirlo en el coste del producto que vendes."

Los once trabajadores aquí presentes decidieron tomar las riendas del negocio. Sólo diez días después de ser despedidos, utilizaron sus indemnizaciones para financiar una cooperativa que comprara su fábrica.

El corresponsal de Euronews, Luca Palamara:

"Hace unos días, estos trabajadores celebraron su segundo día de trabajo como propietarios de la fábrica en la que trabajan desde hace años. Se suponía que iban a ser despedidos y engrosar las filas de los que se quedaron sin trabajo durante la pandemia, pero tenían otra cosa en mente."

Marco Brozzi, Presidente de la Cooperativa Ceramiche NOI:

"Al principio, la desolación era grande. No pude dormir durante 3 meses estábamos muy preocupados. Te conviertes en empresario, lo que suena bien, pero no sabes a qué te enfrentas, ni cuáles son los riesgos o los compromisos que adquieres."

Lorenzo Giornelli, director comercial de la cooperativa Ceramiche NOI:

"Crear una empresa y su estructura desde cero no es fácil. Hay que unir a la gente, pero luego nos miramos a los ojos y nos dimos cuenta de lo que somos realmente; una gran familia, y a partir de ahí todo fue más fácil."

Ahora, el negocio prospera: los antiguos clientes de Estados Unidos y los nuevos clientes de Europa han posibilitado la contratación de 6 trabajadores más para hacer frente a los pedidos.

Ellos también formarán parte del sueño de 11 amigos que no se rindieron.

Fuentes adicionales • Euronews Servicio italiano