This content is not available in your region

Diputados critican la detención de europeos por la policía de fronteras británica

Access to the comments Comentarios
Por Hannah Somerville
Archivo. Llegadas internacionales en el aeropuerto londinense de Heathrow
Archivo. Llegadas internacionales en el aeropuerto londinense de Heathrow   -   Derechos de autor  Matt Dunham/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved

El tercer grupo parlamentario más grande de la Eurocámara reprendido al Reino Unido por enviar supuestamente a ciudadanos de la UE a centros de detención de inmigrantes.

Esta semana, los medios de comunicación británicos y europeos han dado la voz de alarma por las decenas de ciudadanos de la UE que han sido detenidos en la frontera del Reino Unido en la última semana debido a malentendidos sobre los requisitos de entrada recientemente impuestos.

Entre los afectados hay ciudadanos alemanes, griegos, italianos, rumanos, portugueses, búlgaros y españoles, algunos de los cuales habrían llegado al Reino Unido para realizar entrevistas de trabajo o trabajos de verano.

Un puñado de ellos fueron trasladados al conocido centro de detención de Yarl's Wood, en Bedfordshire, donde fueron confinados en sus habitaciones tras una alerta por COVID-19.

La Comisión Europea confirmó a Euronews que había planteado la cuestión la semana pasada en reuniones entre la Delegación de la UE en Londres, la Presidencia portuguesa y otros Estados miembros.

El equipo de la UE en Londres también está en contacto con el Ministerio del Interior sobre los casos en curso. El portavoz de la Comisión, Peter Stano, dijo: "No parece que se trate de una tendencia generalizada, ya que se trata de un pequeño número de ciudadanos de algunos Estados miembros de la UE.

"No obstante, la delegación en Londres está siguiendo de cerca este caso, en particular las condiciones y la duración de la retención, que son motivo de preocupación. La Delegación está dispuesta a apoyar a los Estados miembros en la medida de lo posible".

Muy desproporcionado

Miembros del grupo centrista Renew Europe del Parlamento Europeo han escrito una carta abierta a los responsables de la Comisión en la que piden que se aborde esta cuestión de forma prioritaria.

Los representantes del bloque asistieron a la primera Comisión Mixta del Acuerdo de Retirada con el Reino Unido en febrero, y en esa reunión, ambas partes habían subrayado la importancia de la comunicación y la defensa de los derechos de los ciudadanos.

"Lamentablemente", escribieron los eurodiputados del Grupo Renew Europe, "la detención de ciudadanos de la UE, jóvenes y a menudo de bajo riesgo, que llegan al Reino Unido para realizar trabajos de verano y que aún no conocen bien las condiciones de entrada, no está en consonancia con esta declaración ni con el espíritu de buena cooperación que cabría esperar".

"Estamos profundamente preocupados por estos hechos y pedimos a la Comisión que aborde urgentemente esta cuestión en la Comisión Mixta del Acuerdo de Retirada".

El presidente Dacian Cioloş también calificó las acciones de la Fuerza de Fronteras del Reino Unido de "groseramente desproporcionadas", y añadió: "Habría, con razón, indignación si esto fuera recíproco para los nacionales del Reino Unido".

Varios de los ciudadanos de la UE afectados dijeron a los medios de comunicación en inglés que al ser detenidos por la Fuerza de Fronteras y darse cuenta de su error, se habían ofrecido a pagar sus propios vuelos de vuelta a casa, sin ser escuchados.

Una de ellas era una española de 25 años que había trabajado en el sector de la hostelería en Reino Unido durante seis meses en 2019 y pensó erróneamente que podía volver para solicitar el estatus de preestablecida.

Al decirle a la Fuerza de Fronteras que estaba en el país por "motivos de trabajo", fue retenida en el aeropuerto durante horas y luego trasladada a Yarl's Wood, donde permaneció cuatro días.

Funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores español confirmaron al diario El País que estaban al tanto del caso. El embajador de Bulgaria en el Reino Unido, Marin Raykov, ha confirmado por separado que "varios" ciudadanos búlgaros han sido retenidos en centros de detención desde el Brexit.

¿A qué se debe esta respuesta tan dura?

El Ministerio del Interior del Reino Unido aún no ha hecho públicos los datos sobre las detenciones en la frontera desde la entrada en vigor del Brexit en enero.

Según el EU Settlement Scheme (el programa para europeos que quieren trabajar en Reino Unido, los ciudadanos de la UE que llegaron al Reino Unido antes del 31 de diciembre de 2020 pueden solicitar el "estatus de pre residenicia" hasta junio.

La nueva normativa establece que los ciudadanos de la UE que lleguen al país pueden "asistir a reuniones, conferencias, seminarios, entrevistas" y "negociar y firmar acuerdos y contratos" sin necesidad de visados de trabajo.

Pero esto ha dado lugar a una confusión sobre si los ciudadanos de la UE pueden explorar el mercado laboral del Reino Unido sin visado y luego volver a su país con una oferta de trabajo con la que tramitar el visado.

Los ciudadanos de la UE ahora tienen prohibido realizar prácticas no remuneradas en el Reino Unido: un aspecto del acuerdo que no ha sido bien publicitado desde enero.

Un portavoz del Ministerio del Interior dijo: "Los ciudadanos de la UE son nuestros amigos y vecinos y queremos que se queden, por lo que tienen hasta el 30 de junio para solicitar el Plan de Asentamiento de la UE si residían en el Reino Unido antes del 31 de diciembre de 2020.

"Para aquellos que no eran residentes antes de esta fecha, como el público espera, requerimos pruebas del derecho de un individuo a vivir y trabajar en el Reino Unido".

Se bloquea la inspección de Yarl's Wood por parte de un organismo oficial del Reino Unido

El Centro de Expulsión de Inmigrantes de Yarl's Wood es una de las 10 instalaciones del Reino Unido en las que se retiene a los extranjeros considerados inmigrantes ilegales antes de su expulsión.

El centro del Ministerio del Interior, situado en la zona rural de Bedforshire, que alberga hasta 400 personas a la vez, ha sido objeto de repetidas denuncias de trato inhumano y abusos contra los detenidos.

Muchas de las personas retenidas en Yarl's Wood han sido mujeres víctimas de la trata en Gran Bretaña, o personas que huyen de matrimonios abusivos, torturas o abusos contra los derechos humanos en sus países de origen.

A lo largo de los 17 años de existencia de este centro penitenciario, los detenidos han realizado repetidas huelgas de hambre debido a los malos tratos y a las deficiencias en la alimentación y la atención sanitaria. Varias campañas de base en el Reino Unido están intentando activamente que se cierre el centro.

Desde 2014, Yarl's Wood ha sido gestionado por Serco, un contratista privado que recibió 70 millones de libras esterlinas para gestionarlo durante ocho años.

En mayo de este año, la Junta de Supervisión Independiente del sitio dijo que el escrutinio anual de sus funcionarios sobre las instalaciones se había visto obstaculizado por Serco, que retiró su acceso en junio de 2020.

"Esto contraviene los derechos estatutarios de la Junta", escribieron. "La dirección de Serco también dejó de proporcionar su informe mensual del gerente del Centro a la Junta en junio".