Última hora
This content is not available in your region

¿Puede la UE contribuir a rebajar las tensiones entre israelíes y palestinos?

Access to the comments Comentarios
Por Sandrine Amiel  & Hannah Somerville
Legisladores europeos participan en un debate sobre la estrategia de la UE hacia Israel y Palestina en el Parlamento Europeo en Bruselas, el martes 18 de mayo de 2021.
Legisladores europeos participan en un debate sobre la estrategia de la UE hacia Israel y Palestina en el Parlamento Europeo en Bruselas, el martes 18 de mayo de 2021.   -   Derechos de autor  AP Photo/Francisco Seco
Tamaño de texto Aa Aa

El máximo responsable de la diplomacia de la UE exigía el fin inmediato de la violencia en Israel y los Territorios Palestinos en medio de una cuarta noche de ataques con cohetes y devastadores ataques aéreos.

Decenas de personas habían muerto en la Franja de Gaza entonces, mientras miles de israelíes pasaban la noche en refugios antiaéreos en medio de los ataques con cohetes contra Tel Aviv.

Ante este desolador escenario y en el momento cumbre de tensión, el Alto Representante de la UE, Josep Borrell, exigió que se pusiera fin al caos. "La grave escalada en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados, incluido el gran recrudecimiento de la violencia en Gaza y sus alrededores, debe cesar", dijo en una declaración oficial.

Añadiendo que la UE estaba "consternada" por el número de víctimas civiles registradas, incluidos niños, dijo: "El lanzamiento indiscriminado de cohetes por parte de Hamás y otros grupos hacia la población civil israelí es inaceptable. Aunque reconoce la legítima necesidad de Israel de proteger a su población civil, esta respuesta debe ser proporcionada y con la máxima moderación en el uso de la fuerza".

"La UE pide que se ponga fin inmediatamente a la violencia actual. Estoy en contacto con las partes pertinentes de la región y con la comunidad internacional, incluso a través del Cuarteto de Oriente Medio, para desescalar la situación con carácter prioritario."

Otros líderes europeos también expresaron su alarma por el conflicto e hicieron un llamamiento a la calma. "Muy preocupados por el reciente recrudecimiento de la violencia y los ataques indiscriminados. La prioridad debe ser la desescalada y la prevención de la pérdida de vidas civiles inocentes en ambos bandos", tuiteó el miércoles el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Pero, aparte de las declaraciones, ¿podrá la UE tener un impacto tangible en este estallido o en el conflicto más amplio, que dura ya varias décadas? En el primer día de tregua, Euronews examinó el enfoque europeo en el conflicto israelí-palestino hasta la fecha y se preguntó si el bloque podría desempeñar un papel en la distensión de la situación.

¿Cómo han respondido los distintos países de la UE al estallido?

Las capitales europeas suelen tener puntos de vista diferentes, a veces contradictorios, sobre la situación entre Israel y Palestina. Esto puede verse en el tono inicial y divergente de las reacciones de algunos Estados individuales ante el último brote de violencia.

Alemania ha sido durante mucho tiempo uno de los aliados más cercanos de Israel en Europa. "El ataque con cohetes a Israel es absolutamente inaceptable y debe terminar inmediatamente", dijo el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Mass. "Israel tiene derecho a la autodefensa. Esta escalada de violencia no puede ser tolerada ni aceptada".

Francia, por su parte, adoptó un enfoque más equilibrado. El Ministerio de Asuntos Exteriores dijo que "condenaba enérgicamente" el lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza "en violación del derecho internacional", al tiempo que denunciaba los desalojos forzosos de residentes en Jerusalén Este como "ilegales".

"Los que dicen que es una agresión israelí contra Palestina o al revés se equivocan", dijo el viceministro francés de Asuntos Exteriores, Clément Beaune, en la televisión francesa.

Añadió que Estados Unidos, como aliado más cercano de Israel, debe implicarse más eficazmente: "Está claro que son ellos los que siguen teniendo el principal mando diplomático, aunque Europa debe estar más presente".

En los últimos años, el primer ministro Benjamin Netanyahu también ha buscado estrechar lazos con las naciones de Europa del Este dispuestas a dar un fuerte respaldo a Israel, incluso cuando los Gobiernos de algunos países del Grupo Visegrado se enfrentan a acusaciones de avivar el antisemitismo en su país.

Así, cuando la administración estadounidense del presidente Donald Trump reconoció a Jerusalén como capital de Israel, Hungría, la República Checa y Rumanía bloquearon una declaración de la UE criticando la decisión.

¿Cuál ha sido tradicionalmente el papel de la UE?

La UE ha sido durante mucho tiempo una firme defensora de una solución de dos estados para el conflicto palestino-israelí: una posición que Hugh Lovatt, miembro de política del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, espera que se mantenga en el futuro inmediato.

"La UE es inquebrantable en su apoyo no sólo a los dos Estados, sino también a los Acuerdos de Oslo y al proceso de paz", dijo.

En relación con el último estallido, añadió: "Es difícil llegar a una posición unificada de toda la Unión Europea -así ha sido durante años-, pero la declaración emitida en nombre de Borrell, creo que ha sido una de las mejores emitidas a nivel internacional".

No obstante, Lovatt no espera que la UE adopte un papel activo en la mediación entre Israel y los Territorios Palestinos en los próximos días o semanas, en consonancia con su posición relativamente contenida en el pasado y durante la guerra de 2014.

"La UE tiene un valor añadido limitado cuando se trata de la escalada y la desescalada en Gaza", dijo. "Esto es hasta cierto punto obra de la propia UE porque se niega a tener contacto con Hamás".

"Los que juegan un papel mediador son los que tienen contacto: Egipto, Catar y la ONU. No hay escasez de mediadores, y este papel limitado es el que la UE ha abrazado de buen grado".

En cambio, aunque todavía no se ha celebrado ninguna reunión formal para discutirlo, se espera que la UE intervenga en forma de ayuda humanitaria a Gaza, ya sea durante el conflicto o después de que este amaine.

La UE es el mayor donante individual de la Autoridad Palestina, y desde el año 2000 la Comisión Europea ha proporcionado 700 millones de euros de ayuda humanitaria a los palestinos de la Franja de Gaza y Cisjordania, según la representación local de la UE.

"Este es un papel en el que la UE se ha sentido mucho más cómoda: como proveedora de fondos y de ayuda humanitaria", dijo Lovatt.

"Después de cada conflicto en Gaza siempre hay una conferencia para apoyar el redesarrollo y la reconstrucción. La UE siempre ha demostrado su disposición a prestar ayuda y es uno de los pocos actores que realmente cumple sus promesas".

"Esa, espero, sería la respuesta europea más natural a este conflicto, aunque, en mi opinión, sea insuficiente, ya que la ayuda humanitaria es una especie de tirita".