Última hora
This content is not available in your region

La UE castiga a Bielorrusia con sanciones y el cierre de su espacio aéreo por el secuestro del avión

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyan, en una conferencia de prensa
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyan, en una conferencia de prensa   -   Derechos de autor  John Thys/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

La Unión europea acuerda una serie de sanciones contra Bielorrusia en medio del enfado por el desvío forzado de un avión de pasajeros para detener a un periodista opositor.

El incidente ha sido calificado como un descarado "secuestro" del avión de Ryanair que volaba el domingo de Grecia a Lituania.

El bloque de los 27 ha pedido la la liberación inmediata de Roman Protasevich y su novia Sofia Sapega. Y ha acordado nuevas sanciones económicas contra Bielorrusia y la prohibición del uso del espacio aéreo y los aeropuertos de la UE por parte de las compañías aéreas bielorrusas.

"Esto ha sido un ataque a la democracia, un ataque a la libertad de expresión y un ataque a la soberanía europea", dijo la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen. "Y este comportamiento indignante necesita una respuesta contundente, por lo que el Consejo Europeo ha decidido que habrá sanciones adicionales para los individuos que están involucrados en el secuestro, pero esta vez también para las empresas y entidades económicas que están financiando este régimen".

El periodista confesó haber agitado las protestas

Roman Protasevich apareció en la televisión estatal bielorrusa un día después de ser expulsado del vuelo de Ryanair. Firme crítico del presidente Alexander Lukashenko, su cuenta en la aplicación de mensajería Telegram ha desempeñado un papel clave en la organización de protestas masivas contra el líder autoritario. En el vídeo dice que confesó haber organizado disturbios masivos en Minsk.

Mientras las naciones occidentales han condenado el secuestro del vuelo de Ryanair, Rusia, un aliado clave de Bielorrusia, les ha acusado de hipocresía. Y se ha referido al incidente de 2013, cuando la CIA exigió el aterrizaje de un avión durante la búsqueda del estadounidense Edward Snowden.

En un contexto de indignación internacional, el presidente Lukashenko aún no se ha pronunciado oficialmente. Mientras tanto, con Bielorrusia compartiendo frontera con varios miembros de la OTAN, entre ellos Polonia y Lituania, el incidente está en la agenda de la alianza militar.