Última hora
This content is not available in your region

8 de las excursiones más bonitas de Serbia para disfrutar de momentos inolvidables

Access to the comments Comentarios
Por Helen Elfer
Garganta de las 'Puertas de Hierro'
Garganta de las 'Puertas de Hierro'   -   Derechos de autor  Geologicharka
Tamaño de texto Aa Aa

Las laderas de ensueño y los largos y sinuosos ríos de Serbia son un auténtico regalo para los excursionistas, ya que ofrecen grandes extensiones de paisajes vírgenes para explorar a pie. Hay senderos que se adaptan a los aventureros más aguerridos, con rampas escarpadas y paisajes de cañones ‘electrizantes’. Para los más tranquilos, hay caminos menos exigentes que pasan al lado de monasterios, viñedos y cascadas.

Sea cual sea su ritmo, no olvidará, en ningún momento, las vistas, los sonidos y los olores que ofrece la naturaleza de este país.

1) Lo mejor para las cascadas: Babin Zub

La cordillera de Stara Planina, en el este de Serbia, es una de las favoritas de los excursionistas entendidos porque, a pesar de estar salpicada de hermosas cascadas, de contar con arroyos fríos y pueblos pintorescos, sigue sin ser estar masificada por los turistas. Babin Zub, en el lado suroeste, recibe el nombre de "diente de la abuela" por la superficie erosionada de las rocas de la cima. Se puede escalar durante los meses de primavera y verano (transformándose en una estación de esquí en invierno) y ofrece algunas de las mejores vistas de la cordillera.

Stemberovi
Babin Zub en Stara Planina, SerbiaStemberovi

2) Lo mejor para hacer senderismo en torno a un cuento: El monte Rtanj

El torbellino de mitos y leyendas que rodea al monte Rtanj lleva décadas atrayendo a los visitantes: se dice que es una base alienígena, una pirámide mimetizada con el bosque y el hogar de un poderoso mago. Se cree que las hierbas que crecen en las laderas de la montaña tienen propiedades curativas y se utilizan para hacer el famoso té de Rtanj. Así que, aproveche para probar una taza reconstituyente mientras esté allí. Hay poca sombra, por lo que muchos excursionistas parten a medianoche para una caminata nocturna que termina con unas increíbles vistas del amanecer en la cima.

3) Lo mejor para los fenómenos naturales: Las Puertas de Vratna

Las Puertas de Vratna son una vista intrigante para los senderistas en el este de Serbia. Desde el monasterio de Vratna, hay senderos forestales señalizados que conducen a tres enormes arcos de piedra que se crearon de forma natural. El acceso a los dos primeros, llamados Puerta Pequeña y Puerta Grande, es fácil. Pero, el camino hacia el tercero, conocido como la Puerta Seca, es mucho más difícil. En estas rutas suelen verse 'ovejas salvajes' y ciervos, así que mantenga los ojos bien abiertos.

4) Lo mejor para un gran desafío: las montañas Svrljig

Uno de los lugares más exigentes para hacer senderismo en Serbia es la cordillera de Svrljig, que requiere un buen nivel de forma física para caminar por la mayoría de sus senderos. Sin embargo, la recompensa es enorme: paz y tranquilidad mientras se disfruta de sus interminables horizontes y de los amplios paisajes forestales.

Hay algunas rutas que pueden realizarse en un solo día, pero para los excursionistas más experimentados, hay una maravillosa caminata de larga distancia, de unos cinco días de marcha, que pasa cerca de fortalezas, manantiales y pueblos, y donde se puede acampar por el camino.

5) Lo mejor para visitar monasterios: El desfiladero de Ovčar-Kablar

El desfiladero de Ovčar-Kablar es un lugar de espectacular belleza para el senderismo, con escarpados acantilados de piedra caliza que se extienden hacia el cielo por encima del sinuoso río Morava occidental. Esta tranquila zona del mundo también se conoce como la Montaña Sagrada de Serbia, ya que, en la región, hay diez monasterios, que suponen un buen lugar donde detenerse parar descansar en un día de excursión. En el cercano pueblo de Ovčar Banja hay un precioso balneario que cuenta con una notable oferta de masajes, tratamientos y donde es posible disfrutar de un reparador baño en piscinas de agua termal.

Ванилица, CC BY-SA 4.0 https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0, via Wikimedia Commons
Monasterio de Sretenje en el desfiladero de Ovčar-KablarВанилица, CC BY-SA 4.0 https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0, via Wikimedia Commons

6) Lo mejor para la espeleología: El cañón de Lazar

El este de Serbia alberga el vertiginoso Cañón de Lazar, el más profundo y largo del país. Hay innumerables rutas para explorar, desde algunas fáciles hasta otras más difíciles, por lo que conviene pedir consejo antes de lanzarse a la aventura.

Lo más destacado de cualquier excursión en esta zona es la posibilidad de explorar las antiguas cuevas. Hay más de 200 grutas cerca del pueblo de Zlot, la mayor de las cuales es la cueva de Lazar, con 9 407 m de longitud. Anímese a explorar el tramo que se ha acondicionado para a los turistas, donde podrá visitar una serie de imponentes ‘salas’ plagadas de estalagmitas y estalactitas enormes.

Dalibor Tomic from Zajecar, Serbia, CC BY 2.0 https://creativecommons.org/licenses/by/2.0, via Wikimedia Commons
La cueva de Lazar, cerca de la localidad de Zlot, en el este de Serbia.Dalibor Tomic from Zajecar, Serbia, CC BY 2.0 https://creativecommons.org/licenses/by/2.0, via Wikimedia Commons

7) Lo mejor para pasear relajadamente: Fruška Gora

A poco más de media hora en coche, hacia el sur de Novi Sad, las exuberantes colinas verdes y los senderos forestales del Parque Nacional de Fruška Gora son una opción popular para la gente de la ciudad que necesita un paseo en la naturaleza que le llene de energía. Los senderos están bien señalizados y, en su mayor parte, no son muy exigentes.

El vino se cultiva en esta región desde la época de los romanos. Y, hay una serie de bonitos viñedos en los que puede hacer una parada para probar el producto local. Pruebe el Bermet. Dulce, fuerte y aromático, es uno de los vinos mejor considerados de esta región.

Aleksandar Cocek
Un camino forestal en Fruška GoraAleksandar Cocek

8) Lo mejor para ver monumentos históricos: Parque Nacional de Djerdap

Uno de los tramos más bonitos del Danubio pasa por el Parque Nacional de Djerdap. Un paseo por las orillas del río es una forma fácil y agradable de pasar la tarde. Continúe el viaje para ver las famosas ‘Puertas de Hierro’. Este desfiladero forma parte de la frontera entre Serbia y Rumanía, con el río discurriendo entre los Cárpatos y los Balcanes.

En el parque también se encuentra el fascinante yacimiento arqueológico de Lepenski Vir, donde se exponen esculturas y restos prehistóricos que datan de hace 8 000 años.