Última hora
This content is not available in your region

La muerte de una chica de 18 años pone en cuestión los "AstraZeneca days" para jóvenes en Italia

Por Antonio Michele Storto con ANSA
Una joven se vacuna en Italia
Una joven se vacuna en Italia   -   Derechos de autor  Andrew Medichini/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

"La posibilidad de utilizar AstraZeneca para todos de forma discrecional no es un invento de las regiones o de algún doctor: es una sugerencia que viene de los más altos organismos técnicos y científicos para aumentar la vacunación, y así evitar más muertes.

En base a esto el presidente de Liguria, Giovanni Toti, ha invitado a no hacer leña del árbol caído después de la muerte de una joven de 18 años de edad, Camilla Canepa, después de la inoculación de una dosis de la vacuna Astrazeneca.

Jornadas de puertas abiertas para la vacunación

Canepa se había vacunado el 25 de mayo, durante una de las jornadas de puertas abiertas organizadas en toda Italia, durante las cuales los ciudadanos mayores de edad que aún no tienen reserva, pueden someterse voluntariamente al procedimiento de inmunización. Sólo en Turín, el pasado 2 de junio, las seis mil plazas disponibles para el fin de semana siguiente se reservaron en cuestión de minutos.

Entre los más jóvenes estos eventos han tenido un gran éxito: las noticias de los últimos días hablan de cientos de menores, a menudo acompañados por sus padres, haciendo cola a veces durante horas en los centros de vacunación para poder tener cada uno su propia dosis.

Aunque el riesgo sobre la COVID es infinitamente menor en cuento a la hospitalización y muerte. Muchos adolescentes han preferido someterse voluntariamente a la vacuna. Los amigos de Canepa destacaban al Corriere della Sera: "estaba preparando los exámenes de bachilleratO y pensaba en pasar un verano libre."

La segunda dosis, mejor de otra vacuna

El Comité Científico-Técnico (CTC) se ha comprometido en estas horas a formular una nueva evaluación de la vacuna anglosueca, tras la de hace dos meses que recomendaba la administración sólo a los mayores de 60 años- parece ahora dispuesto a revisar las líneas de uso.

La orientación compartida parece ser una nueva "recomendación", esta vez más estricta, para la administración de AstraZeneca sólo a los que han alcanzado al menos sesenta años: en esencia, elimina la palabra "preferentemente" que permitía una amplia discreción a las autoridades regionales.

Quedaría por resolver, en ese caso, qué pasa con de las primeras dosis que ya han sido administradas. Al respecto, la solución sería inocular una dosis de otra compañía. "Esto se debe -explicó a la prensa uno de los científicos del Comité- a que los estudios más recientes dicen que con la segunda dosis de otro se obtiene una respuesta de anticuerpos aún más eficaz que la que se tiene repitiendo con la misma compañía".

Polémica sobre las recomendaciones

Y para desenredar, sin embargo, también queda el nudo de la responsabilidad. El gobernador de Liguria, Toti, los achaca por completo a los "más altos organismos técnicos y científicos", incluso el Gobierno señala con el dedo en la misma dirección.

Según el ejecutivo, la fórmula excesivamente vaga con la que se recomendaba la vacuna "preferentemente" a los mayores de 60 años, habría dejado demasiada discrecionalidad a las regiones y a las autoridades locales, que en estos tiempo han acabado administrándolo incluso cuando la relación coste-beneficio hubiera sugerido mayor prudencia.

A finales de abril, un estudio de la Agencia Europea del Medicamento había puesto por escrito cómo, entre los jóvenes, los riesgos asociados a la inoculación de AstraZeneca superaban los posibles beneficios. De hecho, entre los menores de 30 años, frente a una tasa de mortalidad por Coronavirus cercana a cero, el número de eventos trombóticos tras el reclutamiento fue -con 1,9 casos por cada 100.000 pacientes- mucho mayor que en los grupos de edad posteriores.

Precisamente las mujeres jóvenes, al igual que Camilla Canepa, fueron las más afectadas por eventos trombóticos tras la vacuna, según los datos estadísticos recogidos por la EMA.

Fuentes adicionales • Juan Carlos de Santos (versión en español)