Última hora
This content is not available in your region

Colombia revela los rostros de los presuntos autores del atentado contra el presidente Iván Duque

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro con Agencia EFE
euronews_icons_loading
La guerrilla del ELN puede estar aliada con disidencias de las FARC y bandas criminales en la zona donde se cometió el atentado contra el presidente Iván Duque.
La guerrilla del ELN puede estar aliada con disidencias de las FARC y bandas criminales en la zona donde se cometió el atentado contra el presidente Iván Duque.   -   Derechos de autor  Euronews vía agencias
Tamaño de texto Aa Aa

Nuevos detalles salen a relucir sobre el atentado contra el presidente colombiano Iván Duque.

Las autoridades han publicado bocetos de las caras de los presuntos responsables del ataque, que podrían estar vinculados con grupos disidentes de las FARC y banda criminales asentadas entre el departamento fronterizo de Norte de Santander y Venezuela.

"Se ha recibido información de una posible alianza criminal narcotraficante entre el frente urbano del ELN y la disidencias de las FARC Grupo Residual Organizado Frente 33 con organizaciones narcotraficantes y criminales que delinquen en el Norte de Santander y tienen presencia en Venezuela", dijo durante una rueda de prensa, el ministro de Defensa, Diego Molano que explicó que estas primeras informaciones se basan en testimonio recogidos en la zona y que la investigación sigue en curso.

Además informó de la confiscación dos fusiles a un kilómetro del aeropuerto de Cúcuta, donde presúntamente se hicieron los disparos, uno de los fusiles fue fabricado en Bélgica y ensamblado en Venezuela, según el estudio balístico.

Un extenso equipo de 84 investigadores y casi 200 personas de diferentes disciplinas están detrás de la investigación del atentado contra el presidente Duque.

Una zona gobernada por la criminalidad

El viernes pasado, seis disparos impactaron la aeronave presidencial cuando se aproximaba a Cúcuta, capital de Norte de Santander. Duque, Molano y el ministro de Interior, Daniel Palacios, así como el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano, y el alcalde de Cúcuta, Jairo Yáñez, que lo habían acompañado a la visita a Sardinata, salieron ilesos del ataque al helicóptero.

Este es el segundo atentado en apenas dos semanas. El pasado 15 de junio un carro bomba explotó en la sede de la Brigada 30 del Ejército en Cúcuta, en la que había personal militar de Estados Unidos, y resultaron heridas 36 personas.

La guerrilla del ELN, que ha cometido atentados similares contra bases militares colombianas, desmintió en un comunicado difundido en varios de sus canales tener relación con este atentado y aún no se ha pronunciado sobre el ataque contra el helicóptero presidencial.

La zona donde transitaba el mandatario colombiano es conocida como la región del Catatumbo, más de 10 mil kilómetros cuadrados de espesa selva y comunidades rurales que por décadas han estado al merced de la guerrilla colombiana, paramilitares y narcotraficantes. Pero en los últimos años han comenzado a operar bandas criminales venezolanas que se disputan el territorio para el tráfico de la droga.

Editor de vídeo • Blanca Castro