Última hora
This content is not available in your region

Islandia reduce la jornada laboral de la mayoría tras el "rotundo éxito" del ensayo

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
Una trabajadora posa en Islandia.
Una trabajadora posa en Islandia.   -   Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

Dos pruebas de reducción de la jornada laboral en Islandia han sido consideradas un "éxito rotundo", con el mantenimiento de la productividad y la mejora del bienestar, lo que ha llevado a la mayoría de los trabajadores a tener derecho a una semana laboral más corta.

Entre 2015 y 2019, los ensayos redujeron las horas de trabajo principalmente de 40 a 35 o 36, y un estudio observó que se redujeron los niveles de estrés y agotamiento, y se incrementaron o mantuvieron los niveles de productividad.

Los ensayos contaron con la participación de unas 2.500 personas, el 1% de la población activa de Islandia, y fueron llevados a cabo por las autoridades municipales o el Gobierno y una de las principales confederaciones sindicales, la BSRB.

Un informe publicado por la Asociación para la Democracia Sostenible (Alda) de Islandia y el grupo de reflexión británico Autonomy concluyó que el ensayo fue "un éxito abrumador", ya que los trabajadores disfrutaron de un aumento del bienestar, una mejora del equilibrio entre la vida laboral y personal y "un mayor espíritu de cooperación en el lugar de trabajo". No se les pagó menos por trabajar menos horas.

En el momento de la publicación del informe, los grupos dijeron que el 86% de la población trabajadora de Islandia tiene ahora contratos que les han llevado a trabajar menos horas, o les dan derecho a hacerlo en el futuro.

Gudmundur D. Haraldsson, investigador de Alda, dijo: "La trayectoria de la semana laboral más corta en Islandia nos indica que no sólo es posible trabajar menos en los tiempos modernos, sino que también es posible un cambio progresivo".

"Nuestra hoja de ruta hacia una semana laboral más corta en el sector público debería ser de interés para cualquiera que desee ver reducida la jornada laboral", continuaba el investigador.

Will Stronge, Director de Investigación de Autonomy, dijo que las pruebas han llevado a Islandia "a dar un gran paso hacia la semana laboral de cuatro días", y han proporcionado a otros gobiernos un ejemplo de cómo llevar a cabo la idea.

España prueba la semana laboral de cuatro días

La semana laboral de cuatro días se ha convertido en un tema candente de debate en los últimos años.

España tiene previsto probarla a finales de este año con un proyecto piloto de tres años, utilizando 50 millones de euros del fondo de recuperación del coronavirus de la UE para compensar a 200 empresas medianas que participen.

Los fondos se destinarán a subvencionar todos los costes adicionales de los empresarios en el primer año de la prueba y luego se reducirá la ayuda del Gobierno al 50% y al 25% cada año consecutivo, según un proyecto del partido progresista Más País que está detrás de la iniciativa.

Íñigo Errejón, líder de Más País. escribió en Twitter cuando la propuesta fue aceptada por el Gobierno español: "Con la jornada laboral de 4 días (32 horas) hemos abierto un verdadero debate de los tiempos. Esto siempre es polémico, porque abre nuevos caminos. ¿Qué otra cosa es más importante para la política que el tiempo de vida?".

La empresa de software Delsol, en el sur de España, invirtió 400.000 euros el año pasado para reducir la jornada laboral de sus 190 empleados y, desde entonces, ha informado de una reducción del 28% del absentismo, ya que la gente opta por ir al banco o a ver a su médico en su día libre de la semana.

Sus ventas aumentaron el año pasado un 20% y ningún empleado ha renunciado desde que se adoptó el nuevo horario. Los críticos dicen que una economía sacudida por la pandemia no es el mejor escenario para los experimentos.

Carlos Victoria, de ESADE Business School, también advirtió del enfoque único de la propuesta. "Probablemente hay sectores o áreas económicas en las que una reducción de la jornada laboral no necesariamente va a suponer un aumento de la productividad", dijo el investigador de política económica. Pero Más País sostiene que es mejor probar primero y decidir después cómo ampliarlo, o si hacerlo.