Última hora
This content is not available in your region

Vía libre para la reforma de Moldavia

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Vía libre para la reforma de Moldavia
Derechos de autor  AP Photo/Andreea Alexandru/Arquivo
Tamaño de texto Aa Aa

La contundente victoria del partido pro europeo PAS en las elecciones parlamentarias del domingo en Moldavia ha supuesto un espaldarazo para la ex líder de la formacióny actual presidenta del país, Maia Sandu. Otorgándole la mayoría parlamentaria, los moldavos han respaldado la campaña anticorrupción que emprendió con su elección el año pasado.

Así lo reconoce, entrevistada por euronews: “Se trata de eliminar del sistema a los jueces y fiscales corruptos, limpiar las demás instituciones e independizarlas de las influencias de diferentes grupos de corrupción que llevan tiempo robando dinero público. Queremos simplificar los procedimientos relacionados con la confiscación de activos ilegales y la recuperación de los activos que han sido robados al estado”

Sandu y su partido tendrán que trabajar duro para unir una sociedad profundamente dividida entre aquellos que miran a la UE y aquellos que sienten una conexión profunda con Rusia, ejemplificados por el ex presidente Igor Dodon y su Partido Socialista de la República de Moldavia.

“Este es un desafío para nosotros: consolidar nuestra sociedad. Nos enfrentamos a desafíos importantes y podemos superarlos, juntos. Sé que todo ciudadano honesto de la República de Moldavia, independientemente de sus preferencias políticas, quiere vivir en un país donde el estado se encarga de ellos, donde el estado tiene instituciones sólidas que protegen a los ciudadanos, que crean oportunidades económicas. para que puedan ganar dinero. Hay muchas cosas que deberían unir a la sociedad y vamos a trabajar en esos temas”, continuaba Sandu.

El resultado de las elecciones del domingo ya se calificó de histórico -por primera vez en el país un partido pro-UE logra la mayoría parlamentaria- pero también crea una enorme anticipación ya que la decepción también sería enorme si la presidenta no logra cumplir con sus promesas de reformas.