Última hora
This content is not available in your region

Belfast condena la posible prescripción de los delitos cometidos en el conflicto norirlandés

Access to the comments Comentarios
Por Euronews con Agencia EFE
euronews_icons_loading
Belfast condena la posible prescripción de los delitos cometidos en el conflicto norirlandés
Derechos de autor  Peter Kemp/1969 AP
Tamaño de texto Aa Aa

Indignación en Irlanda del Norte ante la intención del Gobierno británico de que los delitos cometidos durante el conflicto norirlandés prescriban a través de un proyecto de ley presentado este miércoles al Parlamento.

La legislación ha sido calificada como una "amnistía encubierta" por sus detractores, y cuenta con el rechazo tanto de los partidos norirlandeses como del vecino Gobierno de Dublín.

"Es una verdad difícil, de hecho, dolorosa, saber que es cada vez más improbable que las investigaciones penales den resultados ante la Justicia. Pero, al mismo tiempo, es un tema que sigue diviviendo comunidades que quieren que los familiares de las víctimas obtengan respuestas", expresó Brandon Lewis, secretario de Estado para Irlanda del Norte.

Muchas familias llevan décadas esperando a que se haga justicia. Hay más de un centenar de investigaciones en curso. Se trata de crímenes perpetrados por grupos paramilitares lealistas, el Ejército británico o por miembros del ya inactivo IRA.

La hermana de Julie Hambleton, Maxine, fue asesinada junto a otras 20 personas en los atentados con bomba de Birmingham en 1974.

" Es imperdonable. El Gobierno está permitiendo que los asesinos tengan licencia para matar. Y también dará rienda suelta a cualquier terrorista potencial en el futuro que quiera venir a cualquiera de nuestras ciudades en Reino Unido y matar con impunidad", condenó Hambleton, que también es activista en la organización Relatives for Justice (Familiares por la justicia, en inglés).

Londres pretende crear un organismo de independiente y no vinculante que se dedicaría a buscar información sobre el conflicto y ayudaría a las familias de las víctimas a "descubrir" la verdad de lo sucedido, a imagen, según documentos del Gobierno, de la Comisión para la verdad y la reconciliación en Sudáfrica tras el apartheid.

El proyecto impulsa asimismo la elaboración de una "historia oral" que recoja los testimonios de los afectados.