Última hora
This content is not available in your region

Control de daños en Alemania: Colonia inicia una larga reconstrucción tras las inundaciones

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Control de daños en Alemania: Colonia inicia una larga reconstrucción tras las inundaciones
Derechos de autor  Marius Becker/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Al sur de Colonia, en la pequeña ciudad de Blessem, muchos lo han perdido todo. Quienes viven a más de 100 metros de distancia de los terrenos que se han derrumbado o permanecen inundados ya pueden volver a sus casas. Los residentes pueden recibir hasta 3.500 euros de ayuda de emergencia por hogar, pero su situación sigue siendo crítica y angustiosa.

"Mi hijo murió hace cuatro meses. Mi cuñado murió hace cuatro semanas", cuenta Susanne Dunke, residente en la ciudad afectada.

"Ya hemos sufrido bastante, la familia está separada, mi hija vive con su novio. Mis nietos están en Goettingen. Quieren volver a casa. Es terrible. Normalmente están aquí conmigo, su abuela. Pero no pueden venir con todo esto. El piso de arriba está destrozado, no hay agua ni electricidad. Y hay que quitar todo el barro, hay que vaciar toda la cocina, rehacerla. No sé, es tan duro todo esto, tan triste".

Las inundaciones del 14 y 15 de julio, la mayor catástrofe natural de Alemania en décadas, dejaron 174 muertos en el país. Y es probable que el número de víctimas aumente, ya que más de un centenar de personas siguen todavía desaparecidas.

La restauración de las ciudades y las infraestructuras será una "tarea a largo plazo", advierten las autoridades alemanas. Pasarán semanas antes de que se restablezcan la electricidad, el agua y el alcantarillado.

Muchas personas no saben aún si sus casas podrán ser reconstruidas. En la vivienda de Heinz y Birgitt Berger el nivel del agua alcanzó los dos metros. Cuando llegó lo peor, tuvieron que ser evacuados en helicóptero.

"Nada. Está vacío. Los recuerdos han desaparecido. No hay nada", lamenta Brigitt al volver a ver su hogar.

"Construimos todo con nuestras propias manos. Todo ha desaparecido", idce Heinz emocionado.

Más de dos semanas después de la tragedia, la imagen en Colonia sigue siendo la de calles y casas destrozadas. En un mensaje a sus conciudadanos, el alcalde de Blessem dijo que "nada volverá a ser igual".