Última hora
This content is not available in your region

Alemania| Se inicia la batalla para las legislativas más reñidas con mítines de la AfD y los Verdes

Access to the comments Comentarios
Por euronews con EFE/AFP/AP
euronews_icons_loading
Annalena Baerbock, candidata de los Verdes
Annalena Baerbock, candidata de los Verdes   -   Derechos de autor  Fabian Strauch/(c) Copyright 2021, dpa (www.dpa.de). Alle Rechte vorbehalten
Tamaño de texto Aa Aa

Empieza la cuenta atrás para las elecciones legislativas más reñidas en Alemania, en los últimos 15 años, que se celebrarán el próximo 26 de septiembre.

Dos formaciones acaban de lanzar su campaña, entre ellas la ultraderechista Alternativa para Alemania que se presenta como un partido "liberador" frente "a los miedos" derivados de la COVID o la emergencia climática, así lo proclamaba su líder, Tino Chrupalla, candidato del partido junto con Alice Weidel, en un mitín frente al imponente castillo de Schwerin, capital del 'land' de Mercklenburgo Antempomerania, en el este del país.

"Y esta industria del miedo, esta industria del miedo propaga el miedo y el terror. Y con este miedo y pánico se ha hecho política en este país durante años, queridos compatriotas. Miedo a la energía nuclear, miedo al apocalipsis climático, a la gripe aviar y porcina, a arder en el fuego del infierno del calentamiento global, a los combustibles fósiles y, por supuesto, al supuesto virus asesino de la COVID-19".

El punto de arranque de la campaña responde a la estrategia del partido de reforzarse en esa mitad de Alemania, donde obtienen resultados récord y disputan la primera posición a los grandes partidos conservadores, socialdemócratas o de izquierda.

El mitin de arranque concentró ahí casi a tantos seguidores -unos quinientos- como, tras el cordón policial, ciudadanos dispuestos a plantar cara a la AfD, con pancartas afirmando que dar el voto a este partido es "votar a los nazis".

¿La AfD, una tercera fuerza debilitada?

La AfD, que en 2017 se convirtió en la tercera fuerza nacional con un 12,6 %, ha perdido fuelle. Se le pronostica entre un 9 % y un 10 %, debilitada por sus cismas entre radicales y los llamados moderados, además de escándalos y sanciones por donativos irregulares.

Weidel y Chrupalla son una opción arriesgada. Ella, asesora financiera, reside entre el sur de Alemania y Suiza, forma pareja con otra mujer y representa el ala neoliberal del partido. Lidera el grupo parlamentario en el Bundestag (Parlamento federal), pero se la considera fría y alejada de las bases.

Chrupalla, pintor de oficio, ha llegado a una de las vicepresidencias aupado por los espectaculares resultados en su distrito de Görlitz (junto a Polonia). Representa el carisma y también la cercanía con el ala más radical del partido.

Los verdes, segundos en los sondeos

Los verdes, segundos según los sondeos por detrás de la Unión Cristianodemócrata cuyo cabeza de lista es Armin Laschet, alertaban de la urgencia climática sobre todo después de las devastadoras y mortales inundaciones que acaba de sufrir el país.

Desde la ciudad de Hildesheim, en el estado federado de Baja Sajonia, su candidata Annalena Baerbock, pronunciaba un discurso totalmente opuesto al de la AfD.

"Sabemos lo que tenemos que hacer. Tenemos que dejar el carbón, tenemos que invertir en energía eólica, no sólo tenemos que prometer aerogeneradores, tenemos que construirlos. Necesitamos paneles solares sobre los tejados".

Por primera vez desde 2005, Angela Merkel no se presenta a estas elecciones, dejando abiertas todas las posibilidades sobre quien será la futura o el futuro canciller de Alemania.