Última hora
This content is not available in your region

Un exmilitar británico evacúa 200 perros y gatos de Kabul pero ninguna persona

Access to the comments Comentarios
Por euronews con AP
Un perro junto a un hombre cubierto por un plástico en Kabul, en el año 2019
Un perro junto a un hombre cubierto por un plástico en Kabul, en el año 2019   -   Derechos de autor  Rahmat Gul/Copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Un ex marine británico que dirigía un santuario de animales en Kabul con 200 perros y gatos ha fletado un avión para abandonar Afganistán en un avión fletado con las mascotas, pero dejando atrás al personal que colaboraba con él.

Paul "Pen" Farthing y sus animales despegaron de Kabul a última hora del sábado, después de conseguir fondos y apoyos en una campaña de gran repercusión en el Reino Unido que ha dividido al país y ha llegado a las más altas esferas del Gobierno.

El avión de Farthing con los animales ha aterrizado en el aeropuerto de Heathrow este domingo.

Farthing fundó la organización benéfica Nowzad después de servir con las fuerzas británicas en Afganistán hace 15 años y se le ofreció un pasaje seguro para salir del país junto con los miembros de su personal y sus familias.

"El equipo está seguro pero sigue en Afganistán. No podemos creeros lo ocurrido ayer."

Todo el equipo y los perros/gatos estaban a salvo a 300 metros dentro del perímetro del aeropuerto. Nos rechazaron cuando @JoeBiden @POTUS había cambiado las reglas del papeleo sólo 2 horas antes. Pasamos por un infierno para llegar allí y nos rechazaron en el caos de esas devastadoras explosiones. #OperaciónArca"

Pero Farthing se negó a marcharse sin los animales y el personal de la ONG y utilizó las entrevistas en los medios de comunicación y las redes sociales para lanzar lo que sus partidarios llamaron "Operación Arca". Consiguió el apoyo de personalidades como el cómico británico Ricky Gervais.

Otros consideraron su campaña una distracción del esfuerzo del Reino Unido por evacuar a 15.000 afganos y ciudadanos británicos, que se dio por cerrado precisamente el sábado en condiciones dantescas.

"¿Qué dirías si enviara una ambulancia para salvar a mi perro en lugar de salvar a tu madre?", dijo el legislador conservador Tom Tugendhat, que sirvió en el ejército británico en Afganistán.

"Acabamos de utilizar un montón de tropas para traer 200 perros. Mientras tanto, es probable que la familia de mi intérprete sea asesinada", dijo Tugendhat a la emisora de radio LBC el sábado.

Farthing y sus partidarios afirman que la Operación Arca no quitó asientos de avión a la gente ni restó recursos a la operación oficial de evacuación. Pero los funcionarios del Gobierno no están de acuerdo.

El Secretario de Defensa, Ben Wallace, dijo que los militares tenían que dar prioridad a las personas sobre las mascotas y se quejó de que algunos de los partidarios más fervientes de Farthing habían "ocupado demasiado tiempo" de los altos mandos y habían insultado al personal militar.

El viernes, tras días de intentos fallidos del grupo por ponerse a salvo, el ejército británico dijo que había dado autorización para el vuelo fletado y que las tropas británicas habían "asistido" a Farthing y a los animales en el aeropuerto.

Dyer dijo que los guardias talibanes no dejaron entrar al personal afgano, a pesar de que tenían documentos que les permitían llegar a Gran Bretaña. Dijo que Nowzad seguiría trabajando para llevarlos a salvo a Gran Bretaña.